El buscador que protege a los niños en Internet

Kiddle permite a los pequeños de la casa acceder a sitios de contenido infantil, redactados de forma sencilla acompañados de ilustraciones y fotografías y evitando las páginas Web inapropiados

El buscador Kiddle. Fotografía: Europa Press

Kiddle se presenta como una alternativa al buscador Google, diseñada específicamente para que los menores naveguen de forma segura en Internet, que muestra contenidos apropiados para su edad y que ofrece contenidos educativos fáciles de comprender.

Un robot y un paisaje lunar dan la bienvenida a los más pequeños de la casa en una interfaz de uso sencillo, con una barra de búsqueda que ayudará a los menores a navegar de forma segura por Internet.

El buscador se ha construido siguiendo el modelo de Google, aunque sus responsables explican que no están adheridos a él, además de la barra de búsqueda, ofrece distintas opciones para encontrar vídeos, noticias o imágenes. La supervisión y el flitrado de los contenidos son los puntos fuertes de Kiddle, emplea los mismos filtros de Google parra bloquear la aparición de contenidos no apropiados y también cuenta con un equipo de editores que supervisa y selecciona los resultados que se muestran en las búsquedas.

De este modo, se aseguran de que los resultado ofrecen contenidos y enlaces a páginas enfocados a los niños, pero también aquellos que, a pesar de estar dirigidos a un público adulto, son sitios seguros y de fiar, muchos de ellos escritos de una forma sencilla y fácil de entender. Sin embargo, pueden aparecer contenidos algo más complejos, pero siempre de fuentes expertas.

En principio, los contenidos se muestran siguiendo un esquema determinado. Cuando un niño utiliza el buscador, en los primeros puestos (1 a 3) aparecerán las páginas escritas exclusivamente para un público infantil y, a continuación, mostrará los contenidos de páginas seguras que, pese a estar dirigidas a adultos, son fáciles de comprender para los más pequeños. Posteriormente, seguirán los resultados de sitios web seguros y populares con contenido experto y más complejo.

¿Qué pasa si un niño intenta buscar algo que no es apropiado para su edad?

Si Kiddle detecta que el menor ha introducido una palabra clave referente a un contenido inapropiado, simplemente no mostrará resultados e instará a realizar una nueva búsqueda.

Cabe tener en cuenta que el idioma que emplea Kiddle es el inglés y, por lo tanto, los resultados se mostrarán en esa lengua. Aunque permite realizar búsquedas con palabras clave en otros idiomas, los resultados igualmente estarán en inglés.

CONTENIDOS EDUCATIVOS

Los contenidos educativos son ofrecidos por el propio buscador, en un apartado denominado Kpedia, que da acceso a una enciclopedia ‘online’ para niños, cuyo diseño recuerda al de la famosa Wikipedia.

Kpedia contiene más de 700.000 artículos de consulta sobre multitud de temas. Se pueden buscar mediante palabras clave en la barra de la parte superior, o a través del índice de categorías que despliega los distintos contenidos.

Los textos no son muy extensos, escritos con un lenguaje sencillo y acompañados de ilustraciones, fotografías e hipervínculos que enlazan a otras entradas de la enciclopedia.

CONSEJOS PARA PADRES Y EDUCADORES

Kiddle está pensado para niños, pero los padres no pueden dejar de lado el uso que le dan los menores a Internet. Para que puedan guiarlos y ayudarlos a ‘aprender y satisfacer su curiosidad’, el buscador tiene un apartado de consejos para los adultos.

Dicho apartado se encuentra en la parte superior y en él se dan pautas para explicar a los niños lo que pueden encontrar en Internet, el cuidado que hay que tener en sitios distintos a Kiddle o lo que significa que algo sea privado y personal, entre otros.

No hay comentarios