La ‘Operación Bikini’ comienza en febrero

Toma nota para llegar al verano en la mejor forma física posible.

Comienza la 'Operación Bikini'. Fotografía: Europa Press.

Tras superar los atracones de las fiestas navideñas y la temida cuesta de enero, es hora de asentar cabeza y tomarse en serio los propósitos de año nuevo.

Perder peso y ponernos a tono para la llegada de un clima más primaveral, es uno de los más comunes. Y es que, con la llegada del buen tiempo y los rayos del sol, a muchos de nosotros nos preocupa una sola cosa: el aspecto físico.

La denominada “operación bikini” se puede convertir en obsesión. Comenzar con ella en el mes de febrero es más habitual de lo que podemos llegar a creer. Lucir buen tipo, pero, a la vez, sano y saludable, es la asignatura que más de uno empieza a cursar en los meses previos al verano, pues se tratan de fechas ideales para seguir sus pasos de una manera progresiva y efectiva.

¿Cuál es la mejor manera de adelgazar? ¿Por qué no logro perder peso por mucho que lo intento? ¿Es posible adelgazar de manera natural?

Estas son algunas de las preguntas a las que la farmacéutica Meritxell Martí da respuesta en su primer libro “VIVIR SANO, SENTIRSE BIEN”, en el que ayuda al lector con trucos, recomendaciones e información para disfrutar de una vida plena y saludable.

Según la autora, “la vida actual nos lleva a consumir calorías en exceso y de ahí, sin darnos cuenta, al sobrepeso. Sin embargo, el canon de belleza actual se identifica con estar delgado, que es al mismo tiempo sinónimo de salud y longevidad”.

Cambio de rutina

Si queremos bajar de peso, necesitamos eliminar masa grasa y para poder perderla es necesario que nuestro organismo la use. Por ello, resulta imprescindible un cambio de hábitos, reeducar completamente el modo en que nos alimentamos.

Hasta que no consigamos modificar los hábitos diarios, es decir, hasta que nuestro organismo no se adapte, es probable que sintamos hambre. Precisamente, las dietas altas en proteínas ayudan a mitigar esa sensación de hambre.

Generalmente la falta de azúcar o hipoglucemia estimulan las ganas de comer y sustancias como los ácidos grasos o la serotonina producen sensación de saciedad en el organismo. “La sensación de hambre muchas veces se ve alterada por diferentes por motivos: psicológicos, hormonales o algún error en el buen funcionamiento de sus funciones”, apunta Meritxell Martí.

Productos naturales para reducir la sensación de hambre

¿Cómo lograr comer menos? Simplemente, reduciendo esa sensación de hambre. Para ello podemos tomar productos que actúen a nivel digestivo. Es muy habitual necesitar una ayuda externa para frenar la sensación de hambre. Existen diversos productos naturales que ayudan a reducir dicha sensación y, por tanto, las calorías que ingerimos:

  1. La fibra insoluble: Nos ayuda a adelgazar y a eliminar esa sensación. Esta fibra no se absorbe y se hincha en el estómago, tiene muy pocas calorías y posee un efecto saciante.
  2. 5-HTP (5-hidroxitriptófano), Garcinia Cambogia, pasiflora. L-teanina y azafrán:Cuando sufrimos ansiedad  o nerviosismo, solemos picar más. Para reducir estos síntomas, estas sustancias actúan sobre el cerebro inhibiendo la sensación de hambre.
  1. Mango africano:Aumenta la permeabilidad del hipotálamo frente a la señal de saciedad que le envía la hormona llamada “leptina”.

Otra manera de que lo que comamos no engorde es intentar que permanezca el menor tiempo posible en el aparato digestivo, es decir, si es posible, que no se asimile.

“Los productos que tienen esta característica son los drenantes, diuréticos y laxantes, y conviene saber que cualquiera de ellos, aunque sea natural, no es inocuo y podría tener un efecto secundario no deseado. Cualquier tipo de diurético, depurativo o laxante no se puede utilizar continuadamente y como un tratamiento para adelgazar”, concluye Martí.

No hay comentarios

Dejar respuesta