tuberias

El Ayuntamiento de Zamora renueva las tuberías de 25 tramos de calles de la ciudad

Ambas actuaciones se enmarcan dentro de las denominadas Inversiones Sostenibles financiadas con cargo a los remanentes de Tesorería y contaban con un presupuesto de licitación de 790.000 euros.  A través de estos proyectos se llevará a cabo la renovación de más de un kilómetro y medio de tuberías, además de la reposición de pozos, registros y acometidas en más de 25 tramos de calles de la ciudad con el propósito de continuar con la labor de renovación de la red de abastecimiento y saneamiento de la ciudad, para evitar que se produzcan roturas y averías.  El primero de los proyectos, dotado con un presupuesto de medio millón de euros, contempla la renovación de 1.100 metros de tuberías con actuaciones en dos tramos distintos de la calle de la Amargura, donde se repondrá un total de 670 metros de tubería, en la avenida de Requejo, calle Trascastillo, Cardenal Cisneros, carretera de la Hiniesta, Pedro Alvarado, calle Palencia, Río Conejos, Lope de Vega, Sor Dositea Andrés, y el cruce de Cardenal Cisneros con la avenida de Requejo.  El segundo proyecto está dotado con un presupuesto de 290.000 euros, afecta a 595 metros de tuberías e incluye las actuaciones en dos tramos de la Avenida del Príncipe de Asturias, plaza de los Carros, Ponce de Cabrera, la plaza del Corralón con la calle Baños, aparcamiento de la Ciudad Deportiva, callejón Sol de Gato con la calle del Riego, Leopoldo Alas Clarín, Reyes Católicos, calle Villalpando, avenida de Galicia, Martínez Villergas, José Luis Cortés Vázquez y San Martín.

Reapertura de la calle Alonso de Tejada tras la renovación de las tuberías de agua

El propósito del Ayuntamiento es ir renovando paulatinamente las viejas tuberías de fibrocemento, que además de dar más problemas de roturas están desaconsejadas desde el punto de vista sanitario, por otras de fundición dúctil o materiales más seguros y de mayor calidad, según ha manifestado en numerosas ocasiones el acalde. Así, de los 227 kilómetros del total de la red de abastecimiento de la ciudad tan solo unos 30 se mantienen aún con tuberías de fibrocemento, y el resto ya han sido sustituidas.