superavit

El Ayuntamiento de Tordesillas reclama al ejecutivo de Sánchez poder gastar el superávit municipal

El equipo de gobierno, formado por PP y VOX, elevó al pleno una moción para solicitar al gobierno de la nación “utilizar los superávits de las entidades locales para la gestión de sus recursos, tal y como dice la constitución”

Puente reclama a Sánchez poder gastar su superávit para hacer frente al coronavirus

Abel Caballero, alcalde de Vigo, se ha alineado con el de Valladolid 

El Ayuntamiento anuncia un superávit superior a los dos millones que se destinará a la crisis del coronavirus

Los gastos de capital por habitante, -las inversiones-, supusieron 1.003 euros (un 6,36% más que en 2018). Por otro lado, aseveran que el Consistorio logró de nuevo un equilibrio entre los ingresos y los gastos.  Destacan, asimismo, que las cifras son sensiblemente inferiores a las registradas en 2018 debido a la rebaja del 5% del IBI y la aplicación del criterio de caja a la hora de computar los derechos derivados de las transferencias recibidas por parte de otras administraciones; por otro, al aumento de la ejecución del Presupuesto con casi 10,4 millones de euros en el gasto total y casi 8,9 millones de euros en el gasto no financiero.

Superávit en esta localidad salmantina para mejorar parques y ampliar becas y ayudas

La deuda se ha reducido en 170.000 euros en Terradillos y el superávit ha llegado a los 118.000 euros

El PP sobre la liquidación del Presupuesto: “Tenemos un Ayuntamiento rico pero una ciudad que se desangra”

Una situación por la que los populares piden a Guarido que “sea sincero y se califique ahora a si mismo, cuando ha dejado de invertir en la ciudad la mitad del Presupuesto”.

Sanear para realizar grandes inversiones: la estrategia del Ayuntamiento de Zamora que ahora da sus frutos

Así que con la entrada de la conocida como 'Ley Montoro', el Consistorio estaba obligado a mantener esa reducción de gasto, y más teniendo en cuenta que, pese a que por aquel año el remanente era de más de 6 millones, "las deudas bancarias y a proveedores del gobierno popular superaban ese remanente". Con la llegada de la coalición IU-PSOE, el nuevo equipo de Gobierno se encontraba "con que los cajones estaban vacíos y no podíamos gastar nada".