Salvaorejas

El éxito de la solidaridad del joven carmelita desde Salamanca rebasa todas las expectativas

Allí, Daniel, un joven carmelita de apenas 25 años, inició una campaña solidaria gratuita que ha llegado a todos los rincones posibles. A través de su impresora 3D, tecnología a la que es aficionado, puso sus conocimientos y sentimientos para ayudar a todo aquel que lo demandara realizando salvaorejas y pantallas faciales, más aún debido a la falta del material sanitario que ha habido. Con ello, y un gran afán de entrega, en apenas 20 días se han repartido casi 2.000 salvaorejas y más de un centenar de pantallas protectoras entre los centros sanitarios, residencias, comercios y particulares, y como anuncia, además, todavía faltan pedidos por entregar aunque se compromete a "llegar a todos". Y aunque lo peor de la crisis haya pasado, aún a riesgo de que pueda haber rebrotes antes de la aparición de la vacuna, sigue poniendo a disposición de todos el correo carmelitano21@gmail.com para que realicen sus pedidos.

El FAB-LAB de la Universidad de Salamanca produce 4.000 'salvaorejas' para los sanitarios con impresoras 3D
El taller de fabricación digital FAB-LAB de la Universidad de Salamanca (USAL) ha elaborado con sus impresoras 3D un total de 4.000 'salvaorejas' para el uso de las mascarillas que utilizan los samnitarios.