riesgo de confinamiento

La mejor noticia para los 62 pueblos del área de salud de Aliste: el coronavirus deja 'libre' el territorio

Más medio centenar de zonas básicas de salud en Castilla y León arrojan tasas por encima de los cinco casos positivos por COVID-19 por cada 10.000 habitantes, muy cerca del confinamiento a los que ya están sometidos las localidades de Íscar y Pedrajas en Valladolid y Aranda de Duero en Burgos.En Zamora, la situación se ha ido complicando poco a poco, y cada día nuevas zonas de la provincia entra en esta temida zona naranja. Y es que, si ayer la zona básica de Aliste entraba en la zona amarilla de incidencia, hoy la Junta de Castilla y León para a considerarla zona de riesgo de confinamiento, tras registrar otra PCR positiva más, por lo que ya son tres y su incidencia sube a 6,62 por cada 10.000 tarjetas.Así el área alistana se suma a Alta Sanabria y Villalpando en las zonas con riesgo de ser confinadas.