post alarma

​La Junta comparte con las entidades locales las normas para la normalidad a partir del 21 de junio

y cualquiera de sus diversas manifestaciones como romerías, verbenas o similares, por el elevado riesgo que conlleva el no poder garantizar las medidas de seguridad mínimas ante la alta concentración de personas que se presuponen en estas actividades.Asimismo, se entiende que eso no obsta para que se mantengan las programaciones culturales que no requieran la concentración citada anteriormente de personas, y que son un aliciente innegable para la vida y el bienestar de los municipios, bajo las debidas medidas de seguridad.También se ha abordado el uso de las piscinas municipales, ante lo cual la Junta ha anunciado que se permitirá su apertura en toda la Comunidad manteniendo las medidas de seguridad e higiene necesarias y que se recogerán de modo inminente en una guía didáctica que se pondrá a disposición de todas las entidades locales de Castilla y León