Opinión

La influencia del Covid 19 en la tauromaquia

Algunos de ellos llevan años de alternativa, pero se quedaron ahí, en el paro, tras pasar al escalafón superior y meditando al tiempo que se miran en el espejo de los que torean todos los días, estudian: las distancias a que estos se colocan, los recursos que estos utilizan y, luego en sus entrenamientos, tratan de perfeccionarlos e incluso mejorarlos para cuando se les presente la oportunidad de ofrecérselos al público, porque como se “han puesto delante” saben, de qué va el tema.

Comenzó la aventura

El comienzo ha sido normal, dentro de la anormalidad en la que nos movemos y que, por descontado, protagonizará la vuelta y la estancia en las aulas.

Una imagen que no solo hiela la conciencia

A la derecha un delito común cometido por un particular bajo su única responsabilidad; torturas y vejaciones, y que la hubiese o no la hubiese, la utilizaba ETA como arma justificativa de su acción de terror o de desgaste de las FCSE. No olvidemos que en el manual del etarra Mikel San Sebastián requisado en un registro domiciliario se encontraban estos consejos: “no declarar y, una vez finalizada la declaración ante el juez,  había que interponer denuncia por torturas” Afortunadamente una parte de la sociedad sigue teniendo en el recuerdo a las víctimas de ETA que en actos de agravio intencionado o no, como es la imagen de HBO que iguala delitos totalmente distintos hasta intentar equilibrarlos, sale a defenderlas y que han obligado a la compañía a cambiar la estrategia publicitaria de la película, o no.

EEUU en plena gerontocracia

A la Casa Blanca llegó, por ejemplo, John F. Kennedy, con sólo 43 años y el presidente más longevo en el cargo, Ronald Reagan, que estuvo hasta los 78 , será batido en esa cifra con toda probabilidad gane quien gane las próximas elecciones.

Escaño Cero: Las urnas dirán
Aún falta mucho para que los ciudadanos acudamos a las urnas; por tanto es difícil hacer una previsión sobre cómo los electores juzgarán la nueva estrategia política de Ciudadanos.
Las gafas de sol...

Apelar a ciertos miedos, hacerlos ondear al viento y poner a las gentes delante del espejo, en el que se refleja lo que verdaderamente les afecta, puede constituir una fórmula de control de la sociedad muy eficaz.

Muchas exigencias pero, ¿a todos?

De forma indirecta sí afecta al servicio público, pues es de lógico pensar que la falta de diligencia en los arrendadores a la hora de poner unos pisos en alquiler en condiciones de mínima garantía anticovid y para un público que sí o sí va a hacer un uso de un espacio público y masivo como es el espacio universitario, si puede poner en peligro, en un primer paso, la estabilidad sanitaria de la Universidad, por tanto yo creo que sí se le debería exigir un protocolo.

La nueva normalidad vallisoletana

Quiero centrarme en lo que esa nueva normalidad ha supuesto en nuestra ciudad, para que así el lector tenga capacidad de formar criterio: hemos pasado de un aparente enfrentamiento entre el alcalde y la ministra de hacienda, que provocó una bochornosa moción del grupo municipal del PP en apoyo al alcalde por la incautación estatal de los ahorros municipales, a que el alcalde aplauda la vergonzosa decisión de la FEMP, con el voto de calidad de su presidente a favor de la incautación de 15.000 millones de euros del superávit de los Ayuntamientos, y que ha motivado la rebelión de la plataforma de alcaldes integrada por ediles de 13 partidos distintos.

Ni toros, ni regocijos

Pero lo que está cada vez más claro es que la reacción de los poderes públicos debe servir, al menos, si no para organizar festejos para atenuar los males y quebrantos que se están produciendo, no sólo en el campo sino también para los cientos de miles de profesionales que viven honestamente de la Tauromaquia.

Reencuentro con la naturaleza

Creo que el bullicio, el maldito estrés y la cantidad de tiempo perdido en tantas idas y venidas, en la masificación y el esperar de manera insufrible en las colas de lo que sea, me han robado una parte importante del ser y el existir cotidiano.

La escuela punto y aparte, no es el final

Y es que tras 7 inútiles leyes educativas digo bien, 7 inútiles Leyes que no han cumplido con los objetivos sociales, quizás porque el bicho político con 7 en 40 años es evidente que no se ha permitido evolucionar a ninguna de esas leyes, no sabemos si alguna era buena al final en su conjunto todas eran sido malas; mira que estamos entierras de embutidos y que el tiempo es necesario para madurar, curar ese rico producto de la tierra, se sabe que cualquier Ley necesita de un tiempo de aplicación para saber si con su uso, su disfrute cumple con la labor social para la que fue creada.Pero como ya dije en artículos anteriores, la educación y la sanidad han sido utilizadas como armas arrojadizas en la controversia política, los políticos con sus luchas han sido los  causantes del actual estado de cosas, y además no ha servido prácticamente de nada.

Despiértame cuando acabe septiembre
Se acabó el verano. También para el Gobierno, que ha tenido unas vacaciones casi idénticas a las de otros años, como si no pasara nada; para la oposición, que ha estado a medio rendimiento; y para el Parlamento, ausente absolutamente, como si los representantes del pueblo solo se representaran a sí mismos y a sus partidos. El presidente Sánchez inicia una ronda de encuentros con los partidos -se conoce que la situación en agosto no era preocupante y que tenía otras cosasque hacer- y previamente lo hará con un grupo de grandes empresarios, en otra maniobra de marketing que busca más la foto que una verdadera voluntad de diálogo y quitarle argumentos a Casado.
Incertidumbre educativa

Puntos que van desde los ratios de alumnos por clase, hasta el refuerzo de educación telemática, (tanto en centros como a nivel nacional para el caso de que los rebrotes nos lleven al cierre de centros y posterior confinamiento), sin dejar a un lado las diferencias de composición de plantillas, semi-presencialidad, aumentos de plantilla hasta 100.000 profesores a los que hay que sumar 20.000 sanitarios como medida excepcional en los centros educativos por el Covid.

Los prostíbulos y el PSOE

El título de estas reflexiones puede hacer dudar al lector sobre si me refiero a la reciente iniciativa del PSOE de Castilla y León en relación con los prostibulos, los clubs de alterne y la COVID 19, o a la antigua costumbre del socialismo andaluz de invertir en estos establecimientos parte de los dineros públicos destinados a combatir el paro en Andalucia, o incluso a las declaraciones de la actual Fiscal General del Estado y anterior Ministra de Justicia en relación con la utilidad de la prostitución de alto standing para controlar a determinados políticos y empresarios.Empezaré por aclarar que me refiero a la presentación en las Cortes de Castilla y León el pasado 26 de agosto, de una Proposición  no de Ley para que la Junta proceda a prohibir la actividad de los clubs de alterne o prostíbulosComenzaré por mostrar mi conformidad con la propuesta y mi sorpresa porque a estas alturas sigan abiertos estos establecimientos, dando por hecho que la prohibición del ocio nocturno incluía a estos establecimientos, independientemente de su denominación o de la licencia con la que estuvieran funcionando.

En reconocimiento de la UME

Pocas veces han tenido la distinción que merecen y de la que son acreedores por su arrojo y entrega.

Infusión letal para opositores rusos

Las investigaciones y denuncias de Navalny se han concentrado en una larga lista de prácticas corruptas de altos cargos del gobierno y del Estado ruso que van desde el ex jefe del Gobierno y ex presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, pasando por el jefe de la Guardia Nacional de Rusia, Víctor Zólotov, hasta la directora del canal RT, Margarita Simonián.

Por qué (todos) los Gobiernos se equivocan

Sólo los grandes temas de la nanotecnología, la biomedicina, la inteligencia artificial… se investigan en la profundidad que requiere la larga duración de sus estudios y no porque los Gobiernos lo exijan, sino porque son los investigadores y las grandes empresas tecnológicas quienes se lo imponen.

Cambiemos de tema

Hastiado de política, he decidido dejar a un lado a estos personajes que nos complican en demasía la vida, para ocuparnos del tema qué, por gustarnos, ha ocupado parte de nuestra vida: como aficionado taurino, veterinario de equipos veterinarios de plazas de toros, conferenciante en círculos taurinos, articulista taurino y escritor de libros taurinos.

El caos y los jueces
Instruidos para combatir el caos, los jueces parecen últimamente impelidos a sumarse a él. Hace unas semanas en Cataluña, luego en Madrid y ahora en Alcázar de San Juan y Campo de Criptana, han tenido que anular las disposiciones que los poderes locales habían establecido en sus territorios para luchar contra el recrudecimiento de la pandemia, y ello porque, al parecer, esas disposiciones restringían unos derechos fundamentales que ni las comunidades ni los ayuntamientos pueden restringir, sino sólo el Gobierno de la nación, tras el visto bueno del Parlamento, decretando el estado de alarma.
Incompetentes, indolentes y sinvergüenza

          Nos enfrentamos a una crisis sanitaria en las peores condiciones posibles, capitaneados por los más inexpertos, para obtener el resultado más luctuoso, patético y triste del mundo, siendo la cabeza de los países con más muertos por millón de habitantes, los que peor hemos afrontado la crisis, mientras nos jactábamos y cacareábamos de ser la sanidad mejor del mundo, demostramos que ni estábamos preparados, ni teníamos a los mejores, ni había capacidad de respuesta, ni previsión de crisis, pese a existir protocolos de actuación contra epidemias desde hace años.Son momentos históricos en los que no se tomaron medidas sanitarias serias, solventes y con una explicación científica veraz, para poner a un fantoche o marioneta, aprendiz de científico o meritorio de político que hoy decía una cosa y mañana la contraria, para acabar siendo una burda copia de un clon o de un bufón.Tampoco tomamos medidas jurídicas que evitasen, eviten o puedan evitar, la aplicación de sistemas constitucionales pensados para una alarma de todo tipo, pero que superan la limitación de derechos y de controles precisos para una necesidad sanitaria, que no obliga más allá de la limitación de movimientos.          Morían nuestros mayores, sin el cariño de los suyos, abandonados, sin servicios y sin los cuidados mínimos por unas administraciones que no sabían que hacer, qué los abandonaban y que sólo se dedicaban a asumir el mando único, pero trasferir la responsabilidad a otros que, también la tenían y la ocultaban, lanzando la pelota al mando único.