Nostradamus

El fin del mundo llegará con la caída del estado de alarma

Así se ha revelado tras un nuevo recuento sobre el calendario maya que, en el paso al calendario gregoriano, se dejaron por el camino 2.948 días, es decir ocho años. Esto supondría que el tan cacareado fin del mundo del 2012, que incluso tuvo sus películas, será finalmente el 21 de junio. La suma de todos estos días que ahora se añaden al presunto primer fin del mundo, el 21 de diciembre de 2012, llega de la adición de once días por cada año que, multiplicados por los 268 que se lleva utilizando el modelo actual, equivale precisamente a que la 'nueva normalidad' no será tal ya que acabará el mundo. Evidentamente, la base científica de ello es nula.