marx

España 1808, hoy un pueblo valeroso

Y para reforzar nuestro hilo conductor -la contradicción antagónica entre el pueblo y la élite- con una breve comentario de la Constitución de 1812, que Marx analiza con profundidad, cerremos los primeros años de la lucha contra la invasión francesa con estas palabras suyas: “No obstante el predominio en la insurrección española de los elementos nacionales y religiosos, existió en los dos primeros años una muy resuelta tendencia hacia las reformas sociales y políticas, como lo prueban todas las manifestaciones de las juntas provinciales de aquella época, que, aun formadas como lo estaban en su mayoría por las clases privilegiadas, nunca se olvidaban de condenar el antiguo régimen y de prometer reformas radicales”.