José María Nieto Vigil

Comenzó la aventura

El comienzo ha sido normal, dentro de la anormalidad en la que nos movemos y que, por descontado, protagonizará la vuelta y la estancia en las aulas.

Reencuentro con la naturaleza

Creo que el bullicio, el maldito estrés y la cantidad de tiempo perdido en tantas idas y venidas, en la masificación y el esperar de manera insufrible en las colas de lo que sea, me han robado una parte importante del ser y el existir cotidiano.

Soy profesor y no sé nada

Esto es lo único que sé a ciencia cierta, lo demás queda en el nimbo de las especulaciones, las dudas y el desconocimiento.

A cuenta de los botellones

El mal entendido divertimento, la falta de escrúpulos en los comportamientos y las actitudes irresponsables, la total indiferencia ante el dolor y la magnitud del problema, la enorme frialdad social demostrada y, la falta de compromiso social, son un muestrario de la gravedad del panorama.