GAP

Salamanca reduce las roturas de tuberías a su mínimo histórico con 27 en el primer semestre

De esta forma, el Ayuntamiento consigue no sólo aumentar la calidad del servicio que presta a los vecinos, mejorando la presión en los domicilios y reduciendo las molestas consecuencias de las averías en la red, sino también un menor derroche de agua, dentro de las políticas municipales de respeto del medio ambiente y para hacer de Salamanca una ciudad a la vanguardia de la lucha contra el cambio climático.