Enrique de Santiago

SÍ, soy pecador

Quizás, el haber sido militante del PSOE le sirve de estigma con ese partido para su crueldad, pero él con un pequeño grupo que le apoya, de diferentes ideologías, lucha por la unidad, por el pasado, por el saber qué fue de mi padre en el bando facha o en el rojo, durante la Guerra incivil que vivimos en este país.El apoyo a ese movimiento es gratuito, e incluso oneroso para alguno que nos cuesta dinero, tiempo y/o esfuerzo, que se nutre de donaciones pequeñas de pequeños o grandes hombres o mujeres de este país.Policarpo cayó en manos del bicho (covid19) y estuvo entre la vida y la muerte, miles de personas anónimas, o no, han preguntado por su salud, todos los partidos con mayor o menor calor han consultado por su vida y, únicamente el PSOE ni siguiera preguntar si había muerto.En política yo pensaba que el ser humano superaba la ideología, pero tras los insultos recibidos, los deseos de que enferme y la falta de empatía humana para con Poli, comprendo que el ser humano sólo lo es para algunos si piensa o milita con él.Si querer recuperar el pasado histórico sin manipulaciones, sin torcidas intenciones, sino tal cual, objetivamente expuesto en los documentos, para que las interpretaciones y los sesgos los pongan los profesionales, es un pecado y si apoyar, contar con la amistad sincera, o defender a un amigo como Policarpo es un pecado….

14 de junio de 2020. La normalidad para ser mejores

Poco antes había finiquitado los controles, constitucionalmente establecidos, con los recursos previos de inconstitucionalidad, el Banco de España, el Tribunal Constitucional, etc.          Esos pasos fueron andados sobre ellos por el PP, que no sólo no tocó ni una coma, sino que ahondó en el camino, de forma que todo aquello que diferencia a la democracia del totalitarismo, es decir, el control del poder, la accountability general, la transparencia, el adecuado circular de las comisiones parlamentarias y el contrapeso de los poderes del Estado, se fue por el sumidero, mientras vivíamos una aparente situación de libertad y cachondeo          Hemos ido retorciendo la Constitución para mantenerla con vida y hemos desarrollado los mejores y más prósperos años, pero hemos ido perdiendo en control democrático, hemos caído en calidad democrática que no se recupera con la asamblea, ni con la amenaza como pretende PODEMOS, sino con el trabajo de solidez del control al poder, el restablecimiento de un CGPJ independiente, un Banco de España y de su inspección sólida y sin interferencias políticas, una nueva redacción de las comisiones de investigación que sean útiles y responsables, un sistema de control y transparencia sometido a los oportunos criterios de auditoria legal, y no sólo contable, en manos de profesionales e independientes que puedan realizar su trabajo con celeridad y pulcritud, evitando la manipulación y el control político.

¿Qué ocultas Cyrano?

Señor presidente, de su manifestación he de entender o bien que le importan un pito los 40.000 muertos del covid19, por importarle más la polución marina, lo que me parece sencillamente miserable, o bien, tiene datos que no transmite y le permitirían afirmar que la epidemia padecida es un juego de niños frente a la cantidad de muertos que padeceremos en breve por efectos climáticos.         Personalmente, me parece que, tras la eliminación cruenta de tanto vecino, amigo, compatriota, lo prioritario sería dar soluciones sanitarias, en el presente y para el futuro, a dichas emergencias, pues si es más importante dar soluciones al clima significa que es conocedor de una inminente catástrofe climática y, si eso es así, lo primero e imprescindible es informar de ello a los ciudadanos para que, con su ayuda o sin ella, adoptemos medidas de prevención.Una de las situaciones indignantes de su forma de hacer, frente a la crisis sanitaria, es su incesante intención de ocultar la muerte a los ojos de los ciudadanos, tanto fotográficamente como de los datos de la cruel situación vivida, mostrando una ciudadanía divertida que aplaude por las tardes y se “muestra feliz” ante la situación, al ocultarse de forma sistémica los datos, las imágenes, las situaciones y los problemas reales que se están produciendo.

Muchas fases y poco nivel

En este apartado, lo que hemos comprobado es un gobierno que presentaba las ideas en el último momento, las imponía sin consenso dentro del ejecutivo, las cambiaba incluso cambiando el contenido de lo pactado en el seno del ejecutivo y carecían de seriedad científica o solvencia profesional, pues lo mismo se decía que las mascarillas no eran precisas, como se nos obligaba a ponerlas.El tercer nivel de acción de gobierno, y muy de la mano de los dos primeros, debió de ser de apoyo a la empresa, a los autónomos y a los trabajadores.

Al alcanzar la loma veremos el desastre

Artículo de opinión de Enrique de Santiago 

Nuevamente sin respuestas

¿por qué nos cuestan mucho más caros los materiales que si los adquirimos a empresas españolas?¿Cuál es la causa o motivo por el que, teniendo empresas, técnicos y universidades como la de Salamanca con capacidad y técnicas precisas para la realización masiva de test, se les impide hacerlo?¿Si las empresas querían hacerles a sus trabajadores los test y aplicarles medidas de protección, en cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, por qué el gobierno se lo ha impedido?¿Si el covid19 ha venido para quedarse, por qué no permitimos la actividad económica con todas las medidas socio sanitarias precisas?¿Por qué si las mascarillas son necesarias y son una barrera de inafectación no son obligatorias y suministradas por el gobierno y las empresas?Si al principio había problemas de abastecimiento de material sanitario ¿por qué no se ha facilitado la transformación industrial o apoyado la misma para que nuestras empresas puedan abastecer nuestras necesidades en el presente y de cara a un futuro?¿Cuáles son los planes, proyectos, prevenciones que se han estado estudiando y se van a aplicar para el desencarcelamiento ciudadano y para el desarrollo normal de la actividad en el futuro?

10 de mayo de 2020. Futura normalidad. Ruinosa realidad

La parálisis económica, la difícil posición de las empresas que no sólo han visto paralizada su actividad, sino que dicha parálisis les hace perder cuota de mercado final, a lo que se añade que, durante este tiempo, los gastos fiscales, tributarios y de seguridad social se han visto mantenidos, mermando las escasas economías de unas empresas que llegaron, al inicio de esta epidemia, ya en crisis y con dificultades.Ante esta situación, la solución del gobierno ha sido unos ERTES que están vinculados al estado de alarma y no a la crisis sanitaria, unos avales sobre créditos bancarios y un retraso de 1 mes en el pago del trimestral impositivo; es decir, un instrumento de presión a la oposición y a las empresas, un lanzar a los tiburones a las empresas, y un simple retraso de 1 mes, para ganar tiempo, pero no hay ni una sola fórmula proactiva que sirva a la economía y a la empresa y/o a los trabajadores, a los que promete volverán a las empresas, mientras están matando a estas.Con este panorama, y con una caída de la producción, de la actividad económica y de una perspectiva de mínima recuperación, la vuelta será durísima, con una caída estimada del empleo a más del 20% de paro, con unos cierres empresariales brutales y una situación económica de postguerra.España se había convertido en un país de “chiste y pandereta” o “cultureta de plexiglás”, dedicado, de forma muy importante, al ocio y al turismo, con una baja industrialización y poca investigación; de forma que, cuando algunos decíamos que nuestra ciudad debía de apostar por una industria moderna, por unos cauces de negocio diferentes al ocio y la pandereta, se nos criticaba y se nos mostraban los datos de empleo en el sector hostelero para callarnos la boca, mientras se sancionaban las empresas que buscaban el teletrabajo, la conciliación de la vida laboral y la tecnología en su actividad.Es cierto, o al menos así lo observo, que estamos ante una situación de subsistencia vital; pero, también creo que si repetimos los tics del pasado y sólo nos dedicamos a recuperar la actividad del ocio, que debemos de reactivar, sin dedicar nuestro esfuerzo a las nuevas tecnologías, a la producción de bienes de equipo necesarios para la actividad general de la industria, si no generamos plataformas de actividad productiva, cada vez que nos veamos en una epidemia, que volverán, repetiremos el hundimiento en la sima.Debemos de generar sistemas de economía colaborativa, de manera que seamos capaces de autoabastecer nuestras ciudades de los mínimos precisos.

Pasaba por aquí y me pregunto

¿Por qué me prohíben hacerme el test en un laboratorio privado pagando lo que corresponda y todo su gobierno se los ha hecho y acudido a clínicas privadas?13.-   Si los farmacéuticos han tenido que pagar 2 € por mascarilla y usted les obliga a venderlas a 90 céntimos ¿por qué no les permite desgravarse el mayor coste?14.-   Si las empresas y autónomos están parados y tienen pérdidas importantes ¿por qué en lugar de condonar los impuestos les facilitan créditos en la banca que luego no podrán pagar?