Dirigido profesor Universidad Salamanca

VÍDEO | Salamanca estrena el primer laboratorio para el análisis de la interacción social

Tomando medidas de la actividad cerebral analizará procesos como el enganche o transporte narrativo y la identificación con los personajes.Para ello, el uso del equipamiento les permitirá innovar y ser punteros a nivel internacional en la comprensión de las dinámicas cognitivas y emocionales que explican el impacto de los mensajes narrativos audiovisuales; es decir, por qué y cómo las personas se implican con los mensajes narrativos audiovisuales (como series televisivas, películas de ficción, pero también mensajes publicitarios o videojuegos).La aplicación de este conocimiento se dará en campos como en el diseño de campañas publicitarias, por ejemplo, campañas contra la xenofobia y el racismo, prevención del tabaquismo, prevención de la obesidad o campañas de concienciación sobre la violencia de género; en el desarrollo y diseño de intervenciones de educación-entretenimiento; además de facilitar la innovación en la creación de productos audiovisuales de ficción de carácter comercial.Igualmente, el Grupo de Bioinformática, sistemas informáticos inteligentes y tecnología educativa (BISITE) podrá desarrollar estudios sobre computación social, donde analizan cómo la tecnología potencia las relaciones entre individuos y comunidades, de forma que los sistemas dan soporte al comportamiento social que se produce entre seres humanos y el sistema y cómo hacen uso de dicho comportamiento para varios propósitos.El grupo de investigación, que ya ha trabajado en el desarrollo de estos sistemas aplicados a la interacción Humano-Agente (desarrollando una aplicación que tuvo un impacto positivo en la comunidad de Castilla y León en el marco de un proyecto de simulación social basada en agentes para la inserción laboral de personas con discapacidad), podrá continuar implementando sus estudios sobre tecnología educativa orientados hacia el uso de nuevas tecnologías para enseñanza y aprendizaje en centros educativos o empresas, facilitando el aprendizaje activo con nuevas herramientas que faciliten el proceso de aprendizaje, especialmente para quienes tienen discapacidad.Asimismo, el Grupo de Investigación sobre Memoria y Cognición enfocará su trabajo en el nuevo laboratorio en el estudio de las bases neurales del procesamiento semántico, debido a que el uso combinado de técnicas funcionales de registro de actividad cerebral (EEG + fNIRS) junto con la estimulación cerebral no invasiva mediante corriente directa continua (tDCS) abren la posibilidad de explorar con mucho más detalle los mecanismos que vinculan la dinámica neural con la cognición semántica.Todo ello tendrá implicaciones para el conocimiento de las bases neurales del procesamiento semántico en personas sanas y en personas con disfunciones, como por ejemplo la demencia semántica o la afasia semántica, entre otras, o para profundizar en el estudio del papel del hipocampo en la memoria semántica, de gran relevancia para el desarrollo de nuevos planteamientos diagnósticos y terapéuticos.Otro último ejemplo de la potencialidad y uso para fines investigadores del Laboratorio de Neuroimagen Funcional para el Análisis de la Interacción es el que podrá desempeñar el Grupo de Interacción y e-Learning (GRIAL), que actualmente desarrolla una investigación que aborda el problema del envejecimiento poblacional en España.