densidad de poblacion

Morales del Vino se queda fuera de la apertura de bares y nueva normativa del Gobierno

Una medida que en la provincia de Zamora beneficia a todos los municipios de la provincia, a excepción de la capital y Benavente, que superan ese número de habitantes y Morales del Vino, ya que supera la cifra de 100 habitantes por metro cuadrado (125 hab/km2), por tanto queda fuera también de la aplicación de esta nueva orden.Con las nuevas normas, los bares y restaurantes de Zamora no solo podrán servir en terraza, sino que se vuelve a permitir el consumo dentro de los establecimientos, eso sí, sin superar el 40% del aforo y siempre en mesas separadas, ya que no se permite el consumo en la propia barra. En atención a la mejora de la situación epidemiológica, el Gobierno publica hoy la Orden SND/427/2020, de 21 de mayo, por la que se flexibilizan ciertas restricciones derivadas de la emergencia sanitaria provocada por el COVID-19 a pequeños municipios y a entes locales de ámbito territorial inferior, con varias medidas con las que se pretende flexibilizar algunas de las restricciones para estos municipios de menor población y densidad, de modo que los municipios que se encuentren en unidades territoriales en fase 0 y 1 puedan acogerse a algunas de las medidas previstas para la fase 2, lo que sin duda contribuirá a que recuperen paulatinamente la vida cotidiana y la actividad económica.Esta orden será de aplicación tanto a los municipios como a los entes de ámbito territorial inferior al municipio, cuando tengan menos de 10.001 habitantes y densidad de población inferior a 100 habitantes por kilómetro cuadrado.Una de las medidas que recoge afecta a los establecimientos de hostelería y restauración, y permite la reapertura al público de estos establecimientos para consumo en el local, salvo las discotecas y bares de ocio nocturno, siempre que no se supere un cuarenta por ciento de su aforo y se cumplan las condiciones previstas en los apartados siguientes:2. El consumo dentro del local únicamente podrá realizarse sentado en mesa, o agrupaciones de mesa, y preferentemente mediante reserva previa.