Azolla

La azolla regresa al río Tormes

Esta planta, que tiñó de rojo casi por completo el año pasado el agua, ha regresado en una menor proporción.Desde hace días, esta planta invasora se ha apoderado de algunas zonas del río Tormes, haciéndose más visible en las cercanías del puente Enrique Estevan. Como ya quedó constatado el año pasado, la azolla no tiene problemas para la calidad del agua, aunque sí puede provocar problemas a ciertas especies debido a que no permite a la luz del sol traspasar el agua. Lo que sí provoca es una mala sensación a los viandantes de la zona, por lo que, de hecho, el año pasado acabó siendo retirado.