Antonio Casado

¿Ha enloquecido Marlaska?
Nos hemos puesto todos estupendos en defensa de la sagrada separación de poderes del Estado. Un debate absurdo si tenemos en cuenta que el polémico informe de la Guardia Civil era de dominio público cinco minutos después de ser entregado a la juez (jueves 21), tres días antes de la presunta intromisión del ministro (domingo 24). Acusarle de querer controlarlo de forma ilícita es como acusar a alguien de robar arena en el desierto.
Protocolos
Como en la guerra al coronavirus, también la democracia tiene sus protocolos. Este miércoles tocaba que el presidente del Gobierno comunicase al Congreso las medidas tomadas tanto en el plano sanitario como en el económico-social.