antartida

La misión de siete militares salmantinos en la Antártida

El equipo de siete militares del Regimiento de Especialidad de Ingenieros Número 11 de Salamanca (REI 11) ha culminado con éxito la misión en la Antártida, la primera de la unidad salmantina llevada a cabo en el continente blanco.En el marco de la XXXIII Campaña Antártica, la misión más antigua y lejana del Ejército de Tierra, partieron el pasado 11 de diciembre y el 24 de diciembre empezaron los trabajos que les han llevado de forma ininterrumpida durante 75 días, a culminar con éxito su tarea, levantar un muro de contención en la base Gabriel de Castilla en Isla Decepción.España cuenta con dos bases de investigación científica en la Antártida, la 'Juan Carlos I' (isla Livingston) y la 'Gabriel de Castilla' (Isla Decepción, un volcán activo y el único navegable en la Antártida).Esta última es gestionada y operada por el Ejército de Tierra desde 1988 en apoyo al Ministerio de Ciencia e Investigación para proporcionar todo el apoyo logístico y garantizar la seguridad de los movimientos a los científicos, tanto nacionales como internacionales que hasta allí se desplazan cada verano austral, bajo las extremas condiciones antárticas.Estos últimos años, tras observarse un evidente retroceso de la línea de costa que separa la Base Antártica Española 'Gabriel de Castilla' (BAE GdC) del mar, se han realizado estudios técnicos que reflejan cómo la acción de las mareas vivas y la banquisa invernal están erosionando esta línea, que amenazan en el medio plazo la propia estabilidad de la base.Además, otros efectos como el deterioro del 'permafrost' (suelos congelados sobre los que se asienta la base), agravan la situación y para dar solución a esta contingencia el Ejército de Tierra asignó al Mando de Ingenieros (MING) el cometido de ejecutar un muro de contención en el frente de la Base y sobre la misma playa.Esta obra, diseñada por la Dirección de Infraestructuras del Ejército, entrañaba "una enorme dificultad por múltiples motivos" entre los que destacan la evaluación de impacto ambiental que realiza el Comité Polar Español para asegurar que "no se causa un impacto permanente sobre el territorio antártico", como exige el Tratado Antártico del que España es firmante, o el esfuerzo logístico realizado por la Brigada Logística del Ejército para proyectar las casi 300 toneladas de material, maquinaria y herramienta hasta este volcán antártico sobre el que se asienta la base y en el que "cualquier pequeño error de planeamiento o ejecución se transforma en un enorme problema".MisiónEn sus 175 años de historia el REI 11 había desplegado en cuatro continentes y ha sido en el año de este aniversario cuando ha recibido el cometido que le llevaría a pisar por primera vez el quinto continente.En el aspecto técnico, la consolidación de la línea de costa ha sido posible con un muro de contención de 125 metros de frente por hasta cuatro metros de altura, formado por gaviones metálicos rellenos de piroclasto de la propia isla.La infraestructura ha sido reforzada con adoquines en su cara a barlomar para ofrecer una resistencia adecuada frente a la acción de la banquisa y del mar, según la información facilitada por el REI 11.Para su ejecución, los participantes han puesto en obra 880 unidades de gavión, 940 unidades de malla electrosoldada galvanizada, 66.750 adoquines de hormigón y 260 metros cuadrados de manta de hormigón.La operatividad de la maquinaria, "absolutamente necesaria para realizar el movimiento de 1750 metros cúbicos de tierra para el relleno de los gaviones y su trasdosado", ha estado también supeditada a la labor de los operadores salmantinos y al mantenimiento realizado por los especialistas en automoción de la dotación de la campaña.Las condiciones climáticas adversas (fuertes vientos, temperaturas bajo cero, sensaciones térmicas de hasta -15ºC, lluvia y nieve), el régimen de las mareas y su amplitud, han obligado a los ingenieros a "demostrar diariamente su resistencia ante la adversidad para llegar por el trabajo a la victoria", ha remarcado el REI 11 al cierre de la misión de los siete militares que están de regreso.

​‘Porto no se rinde’: la lucha por su futuro llega incluso a la Antártida

En las últimas horas ha sido José Luis Granja Bruña el que desde la Antártida ha querido dejar claro que ‘Porto no se rinde’ con un mensaje en el que además se puede leer ‘Plataforma 102 en lucha por el futuro de Porto y la Alta Sanabria’.