​La muerte de Lidia González, la joven de 22 años que falleció por un tumor cerebral no diagnosticado, será investigada por la Fiscalía de Burgos

​La muerte de Lidia González, la joven de 22 años que falleció por un tumor cerebral no diagnosticado, será investigada por la Fiscalía de Burgos

La Fiscalía de Valladolid no advierte negligencia en la actuación del Clínico y asegura que el seguimiento de la paciente correspondía al HUBU
|


La Fiscalía de Valladolid ha archivado las diligencias de investigación sobre la muerte de la joven burgalesa de 22 años Lidia González, abiertas el pasado mes de octubre tras la denuncia de su madre y de la Asociación Defensor del Paciente por la falta de diagnóstico y tratamiento del tumor cerebral que acabó con su vida.


Según recoge Diario de Burgos en su edición digital, la Fiscalía de Valladolid “no advierte mala praxis ni negligencia alguna” en la actividad del Servicio de Neurología del Hospital Clínico, pero apunta que no puede informar sobre la atención recibida en el HUBU, dado que el forense no ha podido acceder a la información facilita por el centro al encontrarse vacío el disco duro remitido.


Para la fiscal jefe de Valladolid, según el rotativo burgalés, “no se advierte en el informe negligencia médica imputable a los servicios del Clínico”, y recalca que el “seguimiento de la situación médica de la paciente le correspondía a los servicios médicos del HUBU”, por lo que pasa la denuncia a Burgos.