Krasko, Bridgestone, Helios y Azucarera, los cuatro proyectos estratégicos que la Junta subvencionará con 4 millones de euros

Krasko, Bridgestone, Helios y Azucarera, los cuatro proyectos estratégicos que la Junta subvencionará con 4 millones de euros

|

La Junta de Castilla y León ha aprobado cuatro subvenciones por valor de cerca de cuatro millones de euros para varios planes estratégicos empresariales con proyectos de I+D declarados de Interés Especial para la Comunidad, dado el importante impacto que pueden tener sobre el tejido social, económico e industrial. Las subvenciones, cofinanciadas por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) de la Unión Europea, se destinarán a cuatro proyectos, que suman una inversión empresarial de 11.133.396 euros.

Las empresas cuyos planes estratégicos han sido declarados de Interés Especial son:

1. Krasko Research SL ha presentado un proyecto para el Plan Estratégico de I+D desarrollo de nuevas terapias oncológicas basadas en mutaciones moleculares específicas, con un presupuesto de 2.975.765 euros y una subvención de la Consejería de Economía y Hacienda, a través del Instituto de Competitividad Empresarial (ICE), de 1.934.247 euros. El plan permitirá la creación de empleo directo en I+D de, al menos 5 científicos, número que se podría cuadriplicar en 5 años.

Entre los objetivos del plan se encuentra la búsqueda de un tratamiento eficaz para el cáncer páncreas. El proyecto se desarrollará en torno a la Universidad de Salamanca, el Hospital Clínico de Salamanca y el Centro de Investigación del Cáncer, un polo de investigación integrado del cáncer, que ya cuenta con algunas empresas dedicadas al desarrollo de productos de diagnóstico y que ahora iniciará su camino hacia la generación de nuevos tratamientos oncológicos.

2. Bridgestone Hispania Manufacturing SL pretende avanzar en el Plan Estratégico de I+D 2021-2023 en la planta que tiene en Burgos, apostando por la fabricación de nuevos neumáticos de altas prestaciones, teniendo como premisa ampliar sus capacidades técnicas para afrontar con garantías de éxito el desarrollo de nuevos productos destinados potencialmente al vehículo eléctrico, dada la creciente demanda de este tipo de vehículos.

Para ello pondrá en marcha un proyecto en el que se invertirán 2.810.237 euros y contará con una subvención de la Consejería de Economía y Hacienda, a través del ICE, de 702.559 euros. En relación al empleo, el plan estratégico pretende mantener el empleo actual de la planta burgalesa, que supera los 1.400 trabajadores.

Además, el plan pretende posicionar a la planta de Burgos como referente europeo en la fabricación de neumáticos de altas prestaciones, considerando la empresa como un aspecto fundamental de mantenimiento de la actividad productiva y de fomento del empleo de calidad.

Asimismo, con este proyecto se busca acelerar la evolución de la empresa hacia nuevos modelos de producción más avanzados, flexibles, eficientes y respetuosos con el medio ambiente, así como incrementar su capacidad productiva hasta un 33 % en los próximos años.


3. Dulces y Conservas Helios SA, sociedad matriz del Grupo Helios, líder nacional en la fabricación de mermeladas, ha presentado un plan estratégico para la transformación digital de industria de producción de mermeladas y salsas, a través de la integración de la automatización, el software y la tecnología de vanguardia.

El proyecto que pretende llevar a cabo en la fábrica que posee en la localidad de Arroyo de la Encomienda (Valladolid) prevé un presupuesto de 2.269.176 y una subvención de 567.294 euros, para el desarrollo de nuevos productos y nuevos formatos, así como para conseguir la integración digital de todos los procesos -diseño, fabricación y administración- para aumentar la productividad, fiabilidad, adaptación a las necesidades y velocidad de atención a los clientes.

El plan permitirá la consolidación del empleo y la creación de 13 puestos de empleo directo en actividades de I+D y de producción, a lo que se suma que se espera implementar nuevas líneas de innovación para acceder a nuevos nichos de mercado y conseguir un gran impacto en la internacionalización de la empresa.


4. El plan estratégico de AB Azucarera Iberia SL se centra en la bioeconomía y la agroindustria 4.0 como motor de competitividad, para lo que se prevé una inversión de 3.078.217 y una subvención de la Consejería de Economía y Hacienda, a través del ICE, de 769.554 euros.

En Castilla y León, la empresa cuenta con cinco centros de producción, envasado, suministro e I+D+i situados en Zamora (Benavente y Toro), León (La Bañeza), Valladolid (Peñafiel) y Burgos (Miranda de Ebro), plantas que se proveen de remolacha procedente de las comunidades autónomas de Castilla y León, País Vasco, La Rioja y Navarra.

La planta de Toro, que concentra gran parte de la actividad de la empresa a nivel nacional, tiene en marcha más de 30 proyectos propios o en colaboración con otras entidades y dispone de instalaciones y personal para el desarrollo del Plan Estratégico, que se divide en varias partes. Por un lado se busca el desarrollo de estrategias, sistemas y herramientas digitalizadas para conseguir una evolución en la eficiencia y sostenibilidad del cultivo de la remolacha azucarera y de su gestión desde este cultivo hasta el análisis de las muestras de remolacha. Por otro, se pretende desarrollar un nuevo modelo de fábrica azucarera, basado en la utilización de nuevas tecnologías en el proceso y en el control del mismo para incrementar la extracción de la sacarosa de la remolacha. Y, por último, el plan busca el desarrollo de nuevos productos de alto valor añadido destinados a alimentación humana, animal y vegetal y a empresas de diferente ámbito como sustrato de fermentación.

El plan estratégico de I+D permitirá la consolidación del empleo y la creación de, al menos, 8 puestos de empleo directo en actividades de I+D y de producción, así como otros indirectos.

Este proyecto dará viabilidad al mantenimiento de la actividad e incluso el crecimiento de los centros productivos de Azucarera en Castilla y León; aportará una herramienta tecnológica a los agricultores para que su actividad sea más eficiente y medioambientalmente sostenible; tendrá un fuerte impacto directo en otros sectores en el entorno agrario-rural; y disminuirá el impacto medioambiental de las diferentes actividades de la empresa, al alinearse la estrategia de la empresa con los 17 objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 para un desarrollo sostenible, promulgada por las Naciones Unidas.