Conrado Íscar preside la reunión del Patronato de la Fundación Joaquín Díaz para aprobar la memoria de actividades del 2020

Conrado Íscar preside la reunión del Patronato de la Fundación Joaquín Díaz para aprobar la memoria de actividades del 2020

|

El presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, ha presidido hoy la reunión del Patronato de la Fundación Joaquín Díaz donde ha quedado aprobada la memoria de las actividades desarrolladas durante el  año 2020.


A pesar de la situación de pandemia, durante el año 2020 la Fundación ha inaugurado dos exposiciones ‘Palabras y cosas’, en el Centro e-Lea Miguel Delibes, y una muestra  sobre la imprenta en Valladolid, en la sala Revilla de la Fundación Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Valladolid.


Por otra parte, la mayor parte de la actividad realizada a lo largo del año por la Fundación han sido tareas de investigación y desarrollo al no poderse realizar simposios presenciales por la situación sanitaria. Asimismo la Fundación ha continuado con su colaboración con Wikipedia y los archivos sonoros. Su participación se ha extendido al proyecto ‘Mapping pliegos’ que a finales de diciembre se inauguró oficialmente.


 Por otra parte, a lo largo de 2020, la ‘Joaquín Díaz’ se ha unido a algunas bibliotecas para hacer un repositorio que ofrezca una colección de 25.000 pliegos de cordel hispánicos. Entre ellas, la British Library, Biblioteca del CSIC, y Red de Bibliotecas Universitarias.


En el apartado de publicaciones el trabajo de la Fundación en 2020 destaca la de ‘Milagros y exvotos en Castilla y Leon’, de Arturo Martín Criado, y ‘Las campanas del Vaticano’, de José Luis Alonso Ponga. Igualmente ha llevado a cabo una integral de la obra y grabaciones de Agapito Marazuela, con un libro y cuatro CDs, que se llevó a cabo con la colaboración de la Diputación de Segovia.


En la reunión de la Junta de Patronos se han destacado igualmente las nuevas adquisiciones y donaciones de piezas muy especiales para el museo de instrumentos como son el gramófono de salón, donado por uno de los patronos, JosçéLuis Rodríguez, y el piano de m anubrio Casali, una pieza única del gran fabricante italiano afincado en Barcelona.