Una polémica actuación arbitral condena al Pucela
Imagen: LFP

Una polémica actuación arbitral condena al Pucela

El Real Valladolid solo cede ante el FC Barcelona en el descuento y después de la expulsión de Óscar Plano, tras un partido soberbio de los pucelanos
|

Tan solo con diez jugadores, y en el descuento, ha hincado rodilla un Real Valladolid que desplegó en el Camp Nou un partido soberbio en el que contó con ocasiones claras y supo mojar la pólvora del FC Barcelona. Aguantó hasta el minuto 90 cuando, después de diez minutos en inferioridad numérica por la rigurosa expulsión de Óscar Plano, Dembelé logró el único tanto del encuentro.


Un trabajo sobresaliente el de los pucelanos desde el primer minuto de juego. La presión a la salida del balón rival y un bloque defensivo muy activo y acertado que alejaba el peligro del área propia fue la raíz de un planteamiento que tuvo su prolongación en la portería rival, donde se llegaba con frecuencia. Con balón crecía el Pucela y pudo adelantarse temprano pero el remate de cabeza de Kodro, en el minuto 9, impactó contra el larguero. El Barça quería aparecer en el partido y tuvo sus momentos de dominio, y sus llegadas claras como la falta desde la frontal que Messi no acertó a marcar, pero eran los visitantes los que ofrecían una mejor versión. 


Roque Mesa en dos acciones consecutivas probó pero sus disparos se marcharon arriba. También Nacho, con un buen centro, intentó hacer daño pero la defensa blaugrana despejó. En los últimos minutos del primer acto los locales tuvieron sus mejores ocasiones pero primero Olaza, que yéndose al suelo repelió el disparo de Messi dentro del área, y después, ya en el 45', Jordi Masip con una excepcional mano a disparo de Pedri, hicieron que las tablas se mantuviesen.


Una mano, una expulsión, y fatalidad


Tras el descanso los culés sí lograron encerrar a los blanquivioleta en su área, pero con un trabajo defensivo sobresaliente una tras otra las acciones se desencadenaban sin riesgo. Una falta botada por Messi y un disparo de Lenglet desde fuera del área fueron los acercamientos más peligrosos mientras que, por su parte, Olaza dispuso de una gran oportunidad gracias a un eslálom con el que superó a varios rivales y se metió en el área, pero su zurdazo impactó contra el lateral de la red.


Caían lentamente los minutos y Masip se lucía con una nueva intervención a disparo de Dembelé, en el 60. No encontraba el hueco el equipo local en la maraña defensiva planteada por Sergio González, y llevada a cabo a la perfección por todos los jugadores, y al menos el punto parecía que podía ser botín. El equipo vallisoletano reclamó una mano en el área culé pero el colegiado interpretó que, aunque el balón había golpeado en la mano de Alba, no era suficiente para decretar penalti. 


Fue en el minuto 80 cuando la indginación visitante se magnificó a causa de la expulsión, por roja directa, de Óscar Plano que dejaba al equipo con diez efectivos. El colmo del infortunio fue el gol en el minuto 91, obra de Dembelé al encontrarse en el segundo palo un balón suelto tras un remate trabado de Araujo de cabeza en el área.


El Real Valladolid concluye esta jornada 29 en LaLiga Santander con 27 puntos, tres por encima del descenso, y piensa ya en el duelo del siguiente domingo (11 de abril, 18.30 horas), esta vez en el Estadio José Zorrilla, ante el Granada.


Ficha técnica:


(1) FC Barcelona: Ter Stegen; Mingueza (Araujo, min. 63), De Jong, Lenglet, Alba; Pedri (Moriba, min. 77), Sergio (Trincao, min. 63), Dest (Puig, min. 87); Messi, Griezmann (Braithwaite, min. 63), Dembelé

(0) Real Valladolid: Masip; Bruno, Javi Sánchez, Olaza; Janko (Hervías, min. 65), Plano, Roque Mesa, Alcaraz, Nacho; Kodro (Waldo, min. 85), Guardiola (Marcos André, min. 77)

Goles: 1-0, Dembelé, min. 91

Árbitro: Jaime Latre (C.T. aragonés) amonestó con cartulina amarilla a los locales Griezmann, Mingueza, Braithwaite; y a los visitantes Bruno, Guardiola. Y roja directa a Óscar Plano.

Incidencias: partido correspondiente a la jornada 29 en LaLiga Santander disputado en el Camp Nou de Barcelona el 5 de abril de 2021