​El Hospital Provincial de Ávila vacuna a la población de 65 años a un ritmo de unas 90 personas por hora
Ricardo Muñoz Estudio's / ICAL. El Hospital Provincial de Ávila vacuna a los nacidos en 1956 a un ritmo de unas 90 personas a la hora

​El Hospital Provincial de Ávila vacuna a la población de 65 años a un ritmo de unas 90 personas por hora

Unas 900 personas se vacunarán en esta jornada con AstraZeneca en la provincia de Ávila
|


El Hospital Provincial de Ávila acoge hoy la que podría considerarse la primera vacunación masiva contra el COVID-19 de Ávila puesto que se hace con una convocatoria general a los nacidos en 1956. Comenzó a las 09 horas y finalizará a las 21 horas, con un ritmo de unas 90 personas por hora.


Son unas 900 las personas que pueden vacunarse en esta jornada entre pacientes del sistema público de salud, mutualistas y desplazados y, a falta de ver el resultado, la mañana parecía que iba cogiendo ritmo.

La organización cuenta con la colaboración de Protección Civil para regular un acceso al hospital que podía hacerse en coche o andando y donde tras acreditar la edad con el DNI o la tarjeta sanitaria, los nacidos en 1956 de la capital podían entrar y recibir su vacuna. Después solo quedaban 15 minutos de espera (cinco dentro y otros días en una zona exterior) antes de poder volver a sus casas con la primera dosis y a la espera de que, a partir de las 12 semanas, llegue la segunda.


No había mucha espera, al menos en las primeras horas de la mañana, para acceder a una vacuna que se está haciendo gracias a las dosis de AstraZeneca que se han recibido y que han posibilitado esta cita y la que habrá el próximo miércoles y jueves para los vecinos de la provincia que también cumplen 65 años en 2021.


El delegado de la Junta en Ávila, José Francisco Hernández, destacó que la vacunación se producía de forma fluida. Explicó que se está ultimando el proceso con los mayores de 80 años, con dosis de Pfizer, aunque en algunos casos, según el ritmo de cada centro de salud y las personas que se incluyen, ya se está por debajo de esa edad.


Además, aseguró que para la próxima semana habrá 6.000 vacunas para menores de 80 años en el medio rural, con una vacunación que se hace en los centros de salud, siempre dentro de que se está "acelerando" el proceso de vacunación, que depende de las dosis que van llegando.


La intención con las vacunas que lleguen de AstraZeneca, tras haber hecho ese llamamiento a los de 65 años, es ir bajando ahora de edad, puesto que no se puede poner a mayores de 65 años. La forma en la que se hará dependerá de cómo se pueda ir organizando.


Sí que quiso mandar un mensaje de tranquilidad a las personas entre 65 y 80 años porque seguirá para ellos la vacunación con las dosis de Pfizer y Moderna mientras que también la próxima semana comenzará la vacunación al conocido como grupo siete, es decir, los menores de 60 años con patologías de riesgo. Son vacunas que se ponen en centros hospitalarios.


Respecto a las críticas que ha habido estos días por la forma en la que se ha organizado esta vacunación, con un llamamiento no individualizado y centralizado en el hospital Provincial para toda la provincia, José Francisco Hernández aseguró que ha sido un trabajo "a contrarreloj" y se decidió hacer el llamamiento porque "de otra manera hubiera sido equivocarnos" y así aprovechar estos días de Semana Santa.


Esto no quiere decir que en otras ocasiones se organice de otra manera, centralizado, en zonas de salud o recurriendo a domicilios como en otras ocasiones. Quiso dejar claro que lo importante es tener un buen porcentaje de vacunación y sea en un sitio o en otro "lo importante es recibir la vacuna".