Los veterinarios solicitan la revisión del libro de texto de 4º de Primaria que contiene afirmaciones "lesivas" sobre la ganadería

Los veterinarios solicitan la revisión del libro de texto de 4º de Primaria que contiene afirmaciones "lesivas" sobre la ganadería

El manual asegura que la actividad pecuaria favorece la deforestación y que existe un abuso de antibióticos
|

La Organización Colegial Veterinaria (OCV) solicita a las Administraciones competentes la revisión oportuna del libro de texto bilingüe de cuarto curso de Educación Primaria titulado “Natural Sciences 4. Pupil’s Book”, obra de Margaret Riach editada por Ediciones Bilingües, S.L., así como el cese de su distribución y utilización en centros educativos, por contener una serie de afirmaciones lesivas para el sector de la ganadería y resto de agentes implicados en la misma.


En este manual se asegura que la ganadería es uno de los principales factores de desforestación, que origina un importante nivel de contaminación atmosférica y que los ganaderos abusan de los antibióticos suministrados a los animales, hecho que podría afectar a la salud de los consumidores.


Tales afirmaciones no solo no se ajustan a la realidad, sino que atentan gravemente contra un sector con el que la veterinaria tiene una estrecha relación por razón de su dedicación profesional. Es conocido que el sector pecuario produce gases de efecto invernadero, si bien los estudios demuestran que su incidencia o repercusión en el medioambiente es muy limitada.


Del mismo modo, hay constancia del efecto positivo de la ganadería produce en las masas forestales y en el entorno rural, sin olvidar el relevante papel que juega en la fijación de la población en el medio rural, contribuyendo a mitigar uno de los grandes problemas actuales en varias regiones de España como es el éxodo masivo de sus habitantes hacia las ciudades.


Control estricto de medicamentos

Resulta particularmente grave la aseveración realizada sobre el uso de antibióticos en sanidad animal, ya que el manual desconoce que los profesionales veterinarios controlan la utilización de tales medicamentos proporcionando a la Administración los datos relativos a los antibióticos o piensos medicamentosos que prescriben, bajo su responsabilidad, con destino a animales productores de alimentos, de acuerdo con el Real Decreto 191/2018, de 6 de abril.


Un compromiso que da cumplimiento a la estrategia diseñada por la Unión Europea y por España para reducir el riesgo de resistencia a los antibióticos, fenómeno que representa una de las mayores amenazas para la salud pública y la sanidad global en los próximos lustros. Además, es oportuno destacar que el plan nacional diseñado al efecto ha logrado una drástica reducción en la utilización de antibióticos en el sector de la ganadería, con un descenso del 52 por ciento entre 2014 y 2018.