El alcalde de Valladolid apuesta por una "mayor flexibilización" de las restricciones para frenar el brutal impacto económico de la COVID-19

El alcalde de Valladolid apuesta por una "mayor flexibilización" de las restricciones para frenar el brutal impacto económico de la COVID-19

|

El alcalde de Valladolid, el socialista Óscar Puente, ha considerado necesaria una "mayor flexibilización" de las medidas sanitarias contra el COVID-19 por parte de la Junta de Castilla y León y espera que progresivamente se "den pasos" para aligerar la situación de la economía y no hacer más daño a determinados sectores.



En declaraciones recogidas por Europa Press, Puente ha señalado que la autoridad sanitaria es quien "tiene que decidir lo que conviene o lo que no", pero ha calificado de "trampa" el anuncio de que se eliminaba el límite de aforo en los templos de 25 personas porque realmente la Junta de Castilla y León "lo hizo a la fuerza" ya que se ha conocido que el Tribunal Supremo suspendía cautelarmente esa norma.


En cualquier caso, Puente ha considerado, tras el anuncio del alivio de algunas medidas por parte del Gobierno regional este lunes, que sería necesaria una "mayor flexibilización" para liberar "lo máximo posible" a la economía de los sectores más afectados.


Con ello, considera que se podría evitar noticias como la que ha apuntado que se ha conocido este martes del cierre de la "emblemática" chocolatería El Sueño del Nebli, situada desde hace dos décadas en la calle Platerías, "que cierra las puertas porque ya no puede más".


Para el regidor vallisoletano hay que "salir de ésta, empezar a pisar el acelerador" algo que considera que se puede hacer con las vacunas "al máximo" y con "imaginación" para potenciar la economía junto al mantenimiento de medidas de seguridad, entre las que ha destacado la puesta en marcha del servicio de vigilancia de la Policía Municipal mediante drones, que en su primera actuación en el centro de la ciudad facilitaron la tramitación de 55 denuncias en una zona donde había "aglomeraciones" y personas que no llevaban puesta la mascarilla.


Según el alcalde de la ciudad vallisoletana los números de la pandemia "empiezan a ser buenos", por lo que justifica el alivio de los números empiezan a ser buenos y es necesario empezar a aliviar algunas situaciones "de familias y empresas que lo pasan muy mal".


El alcalde ha reconocido que los hospitales tienen todavía una situación "complicada", si bien ha matizado que se trata de una de las consecuencias de "tener una sanidad pública durante muchos años relegada en inversiones y presupuesto".


Sobre la modificación del criterio de aforo máximo en las iglesias, que la Junta anunció el pasado jueves, 18 de febrero, para que pasara a ser en función de la superficie de los templos y no un número máximo de 25 personas, Puente lo ha considerado una "trampa" ya que interpreta que no se hizo "voluntariamente" por parte de la Junta sino porque "el Tribunal Supremo había resuelto que ese límite no tenía ningún sentido".

Cabe apuntar que el Alto tribunal emitió esa resolución el día 18 de febrero, el mismo en el que en rueda de prensa a las 12.30 horas el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, y la consejera de Sanidad, Verónica Casado, anunciaban el cambio de criterio, pese a lo cual Puente ha asegurado que la decisión se conocía "ayer".


Por otro lado, ante las reclamaciones de ayudas por parte del sector de la Hostelería, el regidor socialista ha subrayado que el Ayuntamiento, pese a las "limitaciones" de ser una administración local, ha puesto en marcha un total de 13 millones de euros en ayudas para autónomos y pequeñas empresas a las que se han podido acoger muchos hosteleros, mientras que el Gobierno de España tiene en vigor el plan de los ERTE desde hace casi un año. "La Junta, de momento, no ha puesto un céntimo", ha apostillado.


SEMANA SANTA


En cuanto a las previsiones de cara a la Semana Santa, el regidor vallisoletano ha incidido en que la celebración de procesiones será "complicado", y por el momento ha apuntado que el Ayuntamiento trabaja con las Cofradías en la posibilidad de la celebración del Sermón de las Siete Palabras en la Plaza Mayor el Viernes Santo y también la del pregón de la Semana Santa, que sería el día 19 de marzo y que "casi con total seguridad" se podrá desarrollar.


En cuanto a las procesiones, ha considerado muy complicada su celebración sobre todo en lo que atañe a las que se celebran más tarde del toque de queda, en cuanto a las que son dentro del horario "habría que valorar si alguna podría hacerse".