Zamora despeja 21 metros de muralla como nuevo empujón para el futuro paseo ajardinado

Zamora despeja 21 metros de muralla como nuevo empujón para el futuro paseo ajardinado

|

Este lunes comenzaban los trabajos de derribo del edificio número 37 de la avenida de La Feria, como parte fundamental para continuar con la liberación de la Muralla de Zamora, que dará paso a un futuro paseo ajardinado en la zona. Estas obras dejarán libres hasta 21 metros de muralla, que amplían el espacio ya derribado desde el número 11 de esta misma avenida. 


El Ayuntamiento de Zamora da así otro paso adelante en su proyecto de liberal visualmente la Muralla de la ciudad, que ya comenzaba días atrás con el derribo interior y la gestión de los residuos generados, además de acotar el espacio para el paso de peatones y coches. Unos trabajos que hoy han supervisado el alcalde de Zamora, Francisco Guarido y la concejal de Seguridad Ciudadana, donde han relatado los siguientes pasos para el ambicioso proyecto de dejar al descubierto esta joya arquitectónica de la ciudad. Guarido ha detallado que el Ayuntamiento ya está realizando los trámites de expropiación del resto de inmuebles, hasta la esquina de la bajada de San Martín, como parte de la primera fase. Eso sí, el alcalde ha vuelto a remarcar que "hay ciertos edificios al comienzo" a los que tendrán que someter a expropiación forzosa, por falta de acuerdo con el Consistorio, pero Guarido traquilizaba asegurando que "lo tenemos todo bastante bien armado". 


El edificio a derribar tiene una superficie construida de 709 metros cuadrados distribuidos en dos alturas, con locales comerciales en la planta baja, vivienda en la plata superior, una nave en la parte posterior y un pequeño sótano en el subsuelo. La superficie de la parcela que quedará libre después del derribo es de 450 metros cuadrados. El importe de las expropiaciones de este edificio ha ascendido a unos 250.000 euros, a los que se suma el coste de la demolición, por importe de otros 90.000 euros. El proyecto de demolición incluye también la gestión de los residuos generados, "de forma eficiente y sostenible, y en condiciones de seguridad para los trabajadores y transeúntes".


Y una vez el número 37 esté derribado, el Ayuntamiento pasará a centrarse en todo el tramo que llega hasta la bajada de San Martín, con los edificios que se encuentran en los número 39 y 41, cuyo proyecto "ya está redactado" y cuenta con el visto bueno de Patrimonio. Por lo que Guarido prevé que "entre septiembre u octubre" la muralla podría quedar despejada hasta dicha esquina de la avenida San Marín. 


Por todo ello Francisco Guarido considera que el Ministerio de Cultura, como propietario de la fortaleza, puede acometer en cualquier momento su rehabilitación en esta zona "a pesar de que todavía se está redactando el Plan Director de la Muralla".


Derribo muralla feria 37 (3)