La nieve obliga a utilizar cadenas y corta al tráfico de camiones diez carreteras de Ávila, León y Segovia
Imagen de archivo

La nieve obliga a utilizar cadenas y corta al tráfico de camiones diez carreteras de Ávila, León y Segovia

Los conductores deben extremar la precaución en la red principal de Burgos y Segovia y dos vías continúan cortadas en Salamanca
|

Las nevadas de las últimas horas obliga a usar cadenas o neumáticos de invierno e impide circular a los camiones y vehículos articulados por una diez tramos viarios de las provincias de Ávila, León y Segovia. Además, los conductores deben extremar la precaución en la red principal de Burgos y Segovia y dos vías continúan cortadas en Salamanca, según la información facilitada a esta hora por la Dirección General de Tráfico (DGT).


Asimismo, en Ávila las cadenas son obligatorias y está cortado el tráfico de vehículos pesados por la AV-105 en Arevalillo, la AV-941 en Hoyos del Espino, la CL-510 en Martínez, la AV-905 en Navalsauz, la AV-400 en Riofrío y la AV-932 en Piedrahita.


En León, se encuentran en esta situación en la N-625 en Oseja de Sajambre y en la LE-126 en La Baña, así como en Segovia en la CL-601 en San Ildefonso-La Granja y en la SG-V-6122 en Palazuelos del Eresma.

También está cerrado al tráfico de camiones y articulados la N-110 en La Rades y la CL-601 en Segovia capital. Además, la DSA-180 en Candelario y la DSA-191 en La Hoya están cortadas al tráfico.


Por otra parte, los conductores deben extremar la precaución y mantener la distancia de seguridad en la AP-6, la N-VI y la N-603 en San Rafael, la AP-51 en Villacastín y la AP-61 en Segovia y la AP-1 en Rubena, la N-I en Monasterio de Rodilla y la A-1 en Lerma, en Burgos. En la misma situación se encuentran la N-621 en Llánaves de la Reina y la N-630 en Arbas del Puerto (León).