Un fugado de la Justicia huye de un control triplicando la tasa de alcoholemia y sufre un accidente en Burgos

Un fugado de la Justicia huye de un control triplicando la tasa de alcoholemia y sufre un accidente en Burgos

El detenido presentaba sintomatología etílica y en la prueba de alcoholemia arrojó resultados positivos de 0’81 y 0’74 mg/l
|

Agentes de la Guardia Civil localizaron y detuvieron a A.G.B. de 40 años por conducir un coche triplicando la tasa de alcohol permitido y huir de un control de tráfico, tras lo cual sufrió un accidente en la A-1 muy cerca de Burgos. Sobre la persona detenida recaía una orden en vigor, dimanante del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1 de Lerma (Burgos) de búsqueda, detención y personación.


Además ahora se le investiga como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducir un vehículo a motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas superando las tasas establecidas.


Los hechos ocurrieron el pasado miércoles 17 de febrero sobre las 11.00 horas cuando una patrulla de seguridad ciudadana que se encontraba en una localidad de la comarca del Arlanza observó que el conductor con orden de detención conducía un vehículo.


Al intentar pararle para su identificación, este emprendió la huida, a pesar de las señales acústicas y luminosas e indicaciones de los guardias civiles para que se detuviera. Además, de hacer caso omiso a las indicaciones continuó la marcha a gran velocidad.


Varios kilómetros después, ya en la A-1 y en las proximidades de Burgos, sufrió un aparatoso accidente de circulación cuando intentaba abandonar la autovía al salirse de la calzada por su margen izquierdo y chocar contra la barrera metálica de seguridad lateral. De este accidente salió ileso, aunque causó importantes daños los elementos de la vía y el propio vehículo.


Los agentes le interceptaron en el lugar y una vez identificado y tras comprobar que se trataba de la persona que se encontraba en búsqueda y captura, con orden de personación inmediata en el Juzgado reclamante, fue detenido.


Los agentes observaron presentaba síntomas evidentes de haber ingerido alcohol y de encontrarse bajo su influencia, por lo que solicitaron apoyo y la presencia de personal del Cuerpo del Subsector de Tráfico, al objeto de que se realizara la pertinente prueba de alcoholemia.


Los resultados obtenidos mediante el aire espirado mostraron una tasa de 0’81 y 0’74 miligramos por litro, lo que supone superar en más de tres veces la tasa máxima permitida de 0’25 miligramos por litro, por lo que el conductor ya detenido fue, además, investigado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial.


Las diligencias instruidas, junto con el detenido, fueron entregadas en los Juzgados de Instrucción Número 1 de Lerma y Número 2 de Burgos.