​La hostelería segoviana declara persona 'non grata' a Alfonso Fernández Mañueco

​La hostelería segoviana declara persona 'non grata' a Alfonso Fernández Mañueco

Lamentan ser siempre la "diana" de los dardos del Ejecutivo regional
|


La Asociación de Alojamiento, Hostelería y Turismo de Segovia (Hotuse-Aihs) declaró hoy “persona non grata” al presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y exigieron su dimisión. A través de un comunicado, explicaron que no pueden entender la maniobra utilizada por el Gobierno Autonómico para volver a poner el foco de los contagios en este sector, castigado, en todas las ocasiones, por las diferentes Administraciones.


En su opinión, el presidente de la Junta de Castilla, con el anuncio del cierre a las 20.00 horas, “ha vuelto a mostrar su visión enfermiza hacía este sector al que culpa de las consecuencias de los contagios en esta pandemia”. Les causa “hilaridad” las palabras de Mañueco al dejar “entrever que la soledad de las calles a partir de las 20.00 horas, olvidándose de que quién no sale es porque no puede, no porque no quiera,

denota lo acertado de la medida” y les causó asombro el agradecimiento dedicado al comportamiento de la población, olvidándose del excelente comportamiento de los profesionales de este sector, que aparte de cumplir a rajatabla las medidas higiénico-sanitarias, en muchas ocasiones realiza funciones propias de un policía.


“El sector de la hostelería es pieza indiscutible del tejido empresarial local, regional y nacional, y que no puede estar a expensas de las decisiones de la clase política a la hora de abrir o cerrar sus negocios”, detallaron, es decir, “hoy abres, mañana cierras, el mes que viene abres, el siguiente cierras” porque están detrás cerca de 90.000 trabajadores en el conjunto de Castilla y León.


“Nos hemos dado cuenta de que todas nuestras acciones reivindicativas, nuestras reuniones y conversaciones no sirven de nada, y que por mucho que hagamos siempre vamos a estar en la diana de este Ejecutivo”, resumieron, además de constatar que ya no les valen “las promesas y las excelentes intenciones”.


Desde el día 16 de enero están cerrados a las 20.00 horas y en esa situación van a seguir porque están convencidos de que el 23 de febrero, se prorrogarán las medidas y seguirán siendo “la diana donde lancen sus dardos los componentes del Ejecutivo Regional”.