Una gran cosecha de marihuana en Burgos supera los 22.000 euros en el mercado

Una gran cosecha de marihuana en Burgos supera los 22.000 euros en el mercado

La Policía Nacional ha detenido una pareja en Miranda de Ebro
|

Efectivos de la Policía Nacional de Miranda de Ebro (Burgos) detuvieron a una pareja tras incautarles una cosecha de marihuana que podría alcanzar en el mercado más de 22.000 euros, según informaron hoy fuentes policiales. La operación llevada a cabo por agentes de la Comisaría Local de Policía Nacional de Miranda el pasado 3 de febrero permitió la detención de dos personas y la incautación de esta droga.


La investigación se desarrolló durante varios meses y se centró en el entorno del domicilio de una pareja de la localidad mirandesa, puesto que todos los indicios apuntaban a que en la vivienda se estaban produciendo periódicamente cultivos de marihuana que posteriormente se introducían en el mercado de la droga, generando grandes beneficios económicos para los sospechosos.


Los agentes pudieron acreditar el incremento de consumo eléctrico ya que la vivienda tenía instalados temporizadores de energía, los cuales se encendían periódicamente a las 22 horas y se apagaban el día siguiente a las 12 horas, resultando que estos temporizadores se corresponden con dispositivos de luz y calor, siendo los elementos utilizados para las plantaciones ‘indoor’ de marihuana.


El pasado 3 de febrero los agentes policiales realizaron, con la correspondiente autorización judicial, la entrada y registro en la vivienda de los detenidos, donde se localizó una sofisticada plantación de marihuana en el interior de un armario portátil, por lo que se procedió a la detención de un varón de 29 años y una mujer de 20 años de edad.


En el registro se localizó un invernadero de marihuana en una de las estancias de la casa, realizado a plena medida, contando con un montaje completo y avanzado para evitar olores y ruidos. La pareja vivía en una barriada de pocos vecinos y su domicilio lindaba en la parte trasera con una finca agrícola, por lo que la plantación pasaba bastante desapercibida para disimular su actividad ilícita.


Los agentes aprehendieron 44 plantas de marihuana con un peso de 5.422 gramos, 1.450 euros en efectivo así como diversos útiles para su cultivo, entre ellos lámparas, ventiladores, un filtro de carbono y varios temporizadores electrónicos para regular el flujo de luz y poder obtener un cultivo más productivo. Igualmente se procedió a intervenir un vehículo de alta gama propiedad del varón. Los detenidos fueron puestos a disposición judicial, decretando su libertad con cargos.