Toro endurece las restricciones sanitarias ante el empeoramiento de contagios en la ciudad

Toro endurece las restricciones sanitarias ante el empeoramiento de contagios en la ciudad

|

El Ayuntamiento de Toro se ha visto obligado a endurecer las restriciones en la ciudad, tras conocerse que la localidad mantiene una tasa de contagio cercana a los 1.500 casos por cada 100.000 habitantes. Una difícil situación por la que el alcalde de Toro, Tomás del Bien ha tenido que emitir un nuevo bando muncipal para recordar las medidas sanitarias tomadas el pasado 22 de enero y endurecer otras. 


El Consistorio toresano informa de que los parques infantiles y las zonas biosaludables seguirán precintadas y cerradas; también se ha determinado la suspensión del mercadillo semanal durante los próximos 15 días, afectando así a los programados para el 6 y 13 de febrero; la suspensión de toda actividad cultural y lúdica en este mes; el cierre de las pistas polideportivas del Canto y Virgen de Gracia, así como el skatepark; y el cierre de las pistas polideportivas de fútbol sala y baloncesto.


Dicho bando informa de que las pistas de pádel, tenis y frontón podrán utilizarse solo para partidos individuales y de dobles, siendo necesario tener cita previa; las pistas de atletismo estarán abierta para uso individual y federado y la Casa de Cultura requerirá de un servicio de préstamo bajo demanda. 


El Ayuntamiento también recuerda que la obligación de restringir el contacto social, la prohibición de reuniones de más de cuatro personas, la limitación máxima de exposición en lugares cerrados, mantener la distancia interpersonal, el uso obligatorio de mascarilla, la higienización de manos, el cierre de centros deportivos y el toque de queda entre las 20:00 y las 06:00 horas. Además, pide a los toresanos que se autoconfinen, de forma voluntaria, para evitar la propagación. 


Desde el Ayuntamiento quieren hacer "un importante llamamiento" a la responsabilidad individual, pero también a la colectiva, reconociendo que "todos somos conscientes de las dificultades de estos momentos, y por ello pedimos esa responsabilidad colectiva, que debe de llevar implícita la solidaridad entre todos, la colaboración positiva, el cuidado en el traspaso de información sin contrastar, el respeto a la intimidad de todo afectado, en el no señalamiento o enjuiciamiento y asumir que la responsabilidad para salir de esto solo será posible con el esfuerzo común de todos".