El número reproductivo básico se acerca nuevamente al uno y marca la tendencia de descenso que llegará la próxima semana

El número reproductivo básico se acerca nuevamente al uno y marca la tendencia de descenso que llegará la próxima semana

|

Castilla y León ha vuelto a batir un récord de contagios este sábado. Con más de 3.000 contagios por primera vez desde el comienzo de la pandemia, los números han retumbado después de tres días en 2.800 y una supuesta estabilización. Las cifras siguen asustando y los hospitales están llegando a su límite con el miedo de que todavía quedan tiempos difíciles. Y es que los contagios nunca vistos hasta ahora tendrán su repercusión en los próximos días en las plantas y UCIS de los centros hospitalarios, cuando ya hay varios que han superado sus cifras de la segunda ola. 


Así, con ello, la única esperanza está puesta en un número que muchas veces pasa desapercibido pero que marca el futuro de la pandemia. El número reproductivo básico sigue descendiendo, pese al incremento de contagios y ya se acerca al uno en la media de Castilla y León. Incluso hay dos provincias que ya bajan de este, lo que implica necesariamente una mejora en los datos. 


Ávila y Segovia, dos de las primeras que tomaron medidas, son las que ya han conseguido reducir este número y ya ven tiempos mejores. Mejores en los números diarios de contagios pero, se repite, no en los hospitales, a los que todavía les resta tiempo de mejora. Tampoco en los fallecimientos que van justo después de estas subidas. 


La primera tiene ya un 0,94 y la segunda, un 0,98 y ello ya tiene su reflejo en la incidencia acumulada. Así, en Ávila, tras llegar la de siete días a 713 ya se encuentra en 663 e incluso en la de 14 días ya ha habido un descenso en el último día de 1.357 a 1.351. Segovia, por su parte, no ha visto ese reflejo en la incidencia a dos semanas, que ya ha superado los 2.000, pero en la de siete, tras llegar a 1.197 ya ha descendido a 1.095.


La incidencia a siete días también ha descendido en otros lugares ya, aunque no es una tendencia. De hecho, no lo será hasta que se reduzca el número reproductivo básico por debajo de uno. Cerca están ya Salamanca y Valladolid, en 1,08 y 1,07 tras bajadas continuas. Soria y Burgos están en 1,12, mientras que Zamora, en 1,15. A quien más les está costando es a Palencia y León. De hecho, estas llevan batiendo récords en los últimos días de contagios y en el caso de la primera resulta más extraño, al compartir fechas con Ávila y Segovia en las restricciones.