El Hospital de Soria implanta dos nuevas técnicas quirúrgicas para pacientes con sordera y laringectomizados

El Hospital de Soria implanta dos nuevas técnicas quirúrgicas para pacientes con sordera y laringectomizados

|

El Servicio Otorrinolaringología del Complejo Asistencial de Soria ha desarrollado durante estos dos últimos meses, con éxito, dos nuevas técnicas quirúrgicas destinadas a pacientes con sordera y a pacientes laringectomizados. Para ello, el Servicio ha seguido trabajando durante los meses más duros de la pandemia en las líneas de mejora que con anterioridad a esta la crisis de salud pública ya se habían puesto en marcha.


Las nuevas técnicas quirúrgicas son: la colocación de sistemas auditivos osteointegrados para pacientes con sordera y la colocación de prótesis fonatorias en pacientes que han perdido la voz tras una intervención de laringectomía. "Estas nuevas técnicas nos van a permitir equipararnos a otros hospitales, mejorando nuestra calidad asistencial y sin olvidarnos nunca que los mayores beneficiarios de ello van a ser nuestros pacientes, que podrán solucionar ciertas patologías tras el estudio individual de cada caso.  Intentamos mejorar la calidad de vida antes deteriorada o perdida en dos sentidos humanos de nuestra especialidad de Otorrinolaringología, como son la audición y la comunicación oral/verbal”, explica en un comunicado el jefe del Servicio Otorrinolaringología, Javier Martínez Subías.


Implante osteointegrado de oído


El sistema de implante osteointegrado de oído está indicado tanto para niños como para adultos con pérdida auditiva mixta y de transmisión o sordera neurosensorial unilateral.


El sistema auditivo osteointegrado consiste en un pequeño implante que, tras el estudio de Otorrinolaringología para valorar que el paciente es candidato, se coloca de forma quirúrgica en el hueso craneal. Posteriormente se adapta un procesador de sonido que en lugar de transmitir el sonido por la vía aérea, como haría un procesador convencional, lo transmite transformando el sonido en vibraciones a través del hueso hacia la cóclea del oído interno.


Prótesis fonatoria


Los pacientes laringectomizados, generalmente por un cáncer de laringe, sufren la pérdida de la voz. Gracias al  apoyo y colaboración del Servicio externo de Foniatría, consiguen recuperar una ‘nueva voz’, que es la voz erigmofónica (voz esofágica). En alguna ocasión, por diversas circunstancias médico quirúrgicas asociadas al cáncer de cabeza y cuello esto no es posible. Para recuperar una capacidad tan importante para el ser humano como es la comunicación, se implantan dichas prótesis fonatorias. La colocación de esta prótesis fonatoria requiere de una mínima fistuloplastia secundaria quirúrgica y posteriormente una rehabilitación foniátrica con unos muy buenos resultados.