Segovia ve la luz al final del túnel de la tercera ola con un largo recorrido todavía en el hospital

Segovia ve la luz al final del túnel de la tercera ola con un largo recorrido todavía en el hospital

|

Segovia fue una de las provincias que peor lo pasó en la primera ola pero, en cambio, en la segunda supieron controlarla. Mientras la práctica totalidad de las provincias marcaban picos en octubre y noviembre, la provincia de Segovia supo mantener a raya al coronavirus, incluso por debajo de los contagios de la primera ola, en los que apenas se llegaba a una representación de los que eran en realidad y que se asemeja más a esta tercera ola.


La gráfica lo demuestra. Segovia está sufriendo como nunca pero ve la salida cerca. Tras ser, junto con Ávila y Palencia, una de las primeras provincias que implementó medidas con el cierre de interiores, tres antes que el resto, parece haber alcanzado el pico por encima de los 350 contagios el pasado 16 de enero. Desde entonces no ha vuelto a llegar a esta cifra y los dientes de sierra parecen decir que va para abajo. De hecho, los 203 del último día es la cifra más baja desde el 13 de enero, aunque sea más alta todavía que las que hubo hasta enero.


Por eso, aunque ya sea una tendencia el descenso de contagios en Segovia, se hace esencial hacerlo rápido. Este viernes se cumple también una semana con el toque de queda a las 20 horas por lo que se prevé que la caída sea más importante la próxima semana y se consiga llegar a cifras razonables para que el hospital respire.


Sin embargo, en la actualidad, ya tiene 124 hospitalizados en planta y 13 en UCI y hace escasos días ya se indicó que se había necesitado un traslado de pacientes a otros hospitales de la comunidad. En la segunda ola, el número de ingresados al que se llegó fue de 38 y 11, respectivamente, mientras que en la primera, el tope al que se llegó fue de 317 y 25. Todavía resta para llegar a ello pero se debe recordar que los contagios de hoy son los ingresos de mañana, que además irán a la UCI en pocos días más y fallecerán después. Y en la actualidad está habiendo cerca de 20 ingresos diarios que solo las altas pueden mitigar en la presión. 


Pese a ello, el número reproductivo básico se encuentra en Segovia en 1,1, siendo el objetivo hacerlo descender de uno para que la curva baje mucho más rápido que actualmente y se pueda ver de verdad una bajada acusada. Dado el descenso de los últimos días, este mismo fin de semana podría conseguirlo. 

Contagios segovia