El primer día del cribado en Arenas se cierra con diez positivos en COVID-19

El primer día del cribado en Arenas se cierra con diez positivos en COVID-19

|

El cribado selectivo organizado en la zona de Arenas de San Pedro (Ávila) cerró su primera jornada con diez positivos entre las 813 personas que decidieron participar, aproximadamente un 45 por ciento del total de los convocados.


La Consejería de Sanidad organizó este cribado, con pruebas de antígenos de segunda generación para detectar casos de COVID-19, principalmente en asintomáticos. Es habitual organizar estas pruebas de forma masiva en una zona de salud cuando se detecta que hay una alta incidencia de casos, hay tendencia ascendente y se dificulta la trazabilidad, es decir, que los rastreadores puedan hacer el seguimiento de los casos.


Esto sucede en la zona de salud de Arenas de San Pedro, donde su cabecera tiene datos completamente disparados. En Arenas de San Pedro la última información indicaba una incidencia de 3.481 casos por 100.000 habitantes en 14 días, la cifra más alta de todos los municipios de los que se ofrecen datos y también superando la del conjunto de la provincia (1.357). El indicador a siete días también es alto, con más de 1.756 casos. Solo en la última semana se han registrado en esta localidad 112 positivos.


Con estos datos, y los generales de la zona de salud, se organizó el cribado que se llevo a cabo este viernes y que continúa mañana. Está dirigido a los censados en la zona básica de salud con una edad de 12 o más años, personas que sospechen un posible contacto con un positivo confirmado en los días previos, asintomáticos y población en general. Quedan excluidas las personas que hayan pasado la infección por covid-19 en los últimos tres meses. En todo caso, deben asistir con DNI y tarjeta sanitaria.


Asimismo, la Gerencia de Atención Primaria insistió en que se atenderá a todos los empadronados o residentes temporales de estas zonas básicas de salud que deseen participar en este cribado de test masivos.


Las pruebas se realizan en el polideportivo Jesús Navarro donde, para evitar aglomeraciones, se dividió el proceso en diferentes franjas horarias. Esto supuso que este viernes por la tarde fuera el turno de los vecinos de El Arenal, Guisando, El Hornillo, La Parra, Hontanares y Ramacastañas y mañana llegará el de los de Arenas de San Pedro, en este caso en horario de mañana y tarde y divididos por horas según sus apellidos.


Para lograrlo no solo se cuenta con Sanidad y los ayuntamientos sino con el apoyo de Cruz Roja, Protección Civil, Policía Local o Guardia Civil dentro de lo que definió el delegado territorial, José Francisco José Hernández, como un esfuerzo organizativo. Insistió en que las pruebas se hacen en un "entorno seguro" y recordó la importancia de la participación por ser zonas de alta prevalencia y difícil trazabilidad. 


En este sentido, aseguró que continuarán los cribados en las próximas semanas, más allá del ya organizado en Arévalo, "en orden de gravedad", donde hay más positivos y tendencia claramente ascendente.

Respecto a la cita del viernes, la directora médica de Atención Primaria, Ana Arconada, destacó a media tarde la afluencia que se estaba consiguiendo en un cribado que perseguía, dada la alta incidencia, "sacar a la luz aquellos pacientes que son positivos" pero que lo desconocen al no tener síntomas. Así se le puede aislar y cuarentenar a sus contactos y evitar la propagación.


Para ello, se utiliza antígenos de segunda generación, una prueba "muy rápida" dado que da el resultado en diez ó 15 minutos y "muy fiable en entornos de alta incidencia".


Cierto temor


Entre los pueblos de la primera jornada se encontraba El Hornillo, cuya alcaldesa, Visitación Pérez, aseguró que les parecía positivo que se hiciera el cribado, por lo que colaboraron con la Junta desde el inicio, aunque explicó que cada municipio de la zona de salud tiene circunstancias diferentes. En El Hornillo asegura que no conocían casos pero aún así se ha hecho un listado con los que querían participar aunque no creía que acudieran todos porque tenían "cierto temor a coincidir con un municipio en el que hay bastantes casos, según se comenta". Pero aún así cree que es "interesante porque las personas que son asintomáticas se van a conocer y será positivo para toda la zona".


El alcalde de Arenas, Juan Carlos Sánchez Mesón, señaló las virtudes del cribado para "descongestionar la situación del centro de salud" y tener "una realidad de los positivos que puede haber en la zona de salud".

Como siempre, desde la Junta de Castilla y León se recuerda que un positivo supone estar aislado en principio diez días mientras los negativos deben seguir protegiéndose y, si son contactos estrecho de un positivo hacer también cuarentena.