"No queremos alentar un conflicto político. ¿Volveríamos a hacerlo? Claramente, sí"

"No queremos alentar un conflicto político. ¿Volveríamos a hacerlo? Claramente, sí"

|

A pesar de que el Gobierno ha rechazado el adelanto del toque de queda a las 20.00 horas en el marco del estado de alarma, tal y como pidieron ayer numerosas comunidades autónomas en el Consejo Interterritorial de Salud, el vicepresidente de Castilal y León, Francisco Igea, ha defendido el decreto que está en vigor en nuestra CCCAA desde el pasado sábado, y que fija precisamente a esta hora el inicio del toque de queda: "Es nuestra obligación como gobierno", ha asegurado.


Una medida que sólo se aplica en Castilla y León y que está pendiente de la presentación de alegaciones ante el Tribunal Supremo, instancia ante la que el Gobierno de España ha denunciado el decreto firmado por el presidente Alfonso Fernández Mañueco.


"No queremos alentar un conflicto político, queremos que nuestro gobierno se ponga del lado de los ciudadanos, de quienes hoy ven con muchísima preocupación cómo la enfermedad va avanzando y afecta hoy a mi padre, ayer a mi hermano, a mi compañero de trabajo... Éste no es el momento, y no queremos que nadie interprete nuestro llamamiento -a la rebeldía cívica- como un enfrentamiento político, pero sí como una detemrinación inequívoca y firme de mantener todas aquellas medidas que son necesarias para proteger a nuestra población y para salvar vidas".


"Es el momento de actuar con convicción. ¿Volveríamos a hacerlo? Claramente sí", ha zanjado Francisco Igea.