Castilla y León valora la posibilidad de llegar "a una situación límite al confinamiento" ante una ola que "puede ser más dramática que en marzo"

Castilla y León valora la posibilidad de llegar "a una situación límite al confinamiento" ante una ola que "puede ser más dramática que en marzo"

|

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, recomendó encarecidamente este jueves, en la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, que se limite todo contacto social. De hecho, al igual que realizó la consejera de Sanidad, Verónica Casado, el martes, apostó por un confinamiento voluntario. "Por favor, quéndense en su casa. Sean conscientes del momento", pidió. 


Así, ante esta ola, que "puede ser más dramática que lo que tuvimos en marzo y puede tener más mortalidad" recomiendan quedarse en casa salvo para ir al trabajo y que no mantengan reuniones de ningún tipo fuera de los convivientes. Además, en el caso de hacerlo, pidió que sea al aire libre. 


Esta recomendación, eso sí, llega a la espera de que se puedan tomar más medidas. "Vamos a ver hasta dónde podemos llegar legalmente", comentó, mientras siguió pidiendo que se limiten las salidas a lo esencial. No en vano, a pesar de que no quiso avanzar hasta dónde se podrá llegar, sí demostró la intención de "ir a la situación límite al confinamiento", incluida la de prohibir reuniones, aunque tienen que "estar seguros de que es una medida legal". 


"Vamos a tener una situación muy difícil si no somos capaces de tomarnos esto en serio. Tenemos que hacer el máximo esfuerzo para transmitir a la población el momento dramático en el que vivimos y vamos a vivir las próximas semanas". 


Ante ello, de hecho, se mantendrán diferentes reuniones con los alcaldes de los municipios de más de 20.000 habitantes y presidentes de la Diputación con la intención de limitar aún más la movilidad ante la situación en la que se encuentra Castilla y León.