El INE aumenta el exceso de mortalidad en Castilla y León a 8.269 personas en 2020 frente a las 5.349 del informe MoMo

El INE aumenta el exceso de mortalidad en Castilla y León a 8.269 personas en 2020 frente a las 5.349 del informe MoMo

|

Castilla y León registró un exceso de 8.269 muertes en 2020 en relación al año anterior, principalmente a causa de la alta incidencia causada por el COVID-19 desde el mes de marzo, según la estadística de fallecimientos totales publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogida por la Agencia Ical. Así, el total de pérdidas humanas fue en la Comunidad de 36.907 personas, un 28,8 por ciento más que un año antes. El informe MoMo del Instituto Carlos III, por su parte, cifró el exceso de mortalidad en 5.349 personas.


La cifra alcanza las 84.850 muertes más en España, con un 20,4 por ciento de incremento, es decir, ocho décimas menos de evolución porcentual que en Castilla y León. En 2020 se anotaron 499.764 víctimas, según el INE, por todo tipo de enfermedades, frente a las 414.914 pérdidas en el conjunto del país en 2019.


La semana 14 del 2020 (del 30 de marzo al 5 de abril) registró el repunte más alto del año en la Comunidad con un total de 1.780 muertes, frente a las 535 contabilizadas un año antes, un 232 por ciento más. La siguiente semana con más fallecimientos el año pasado fue la semana 13 (entre el 23 y 29 de marzo), con 1.605; seguido de la semana 15 (del 6 al 12 de abril), con 1.490, y la siguiente, con 1.101. El INE también ha registrado un repunte de muertes en las semanas 45 y 46 del año pasado, que coincidieron con la primera quincena de noviembre, con 841 fallecimientos en cada caso. Un número superior a la media semanal que en 2020 fue de 696 muertes.


Uno de cada tres, con más de 90 años


En cuanto a las edades, uno de cada tres fallecidos el año pasado en la Comunidad tenía más de 90 años. En concreto, fallecieron 12.218 personas por encima de esa cifra de un total de 36.907. Les siguieron, los 8.630 castellanos y leoneses con entre 85 y 89 años que perdieron la vida en 2020, lo que significó el 23,3 por ciento del total. Como curiosidad, se contabilizaron 71 fallecidos de menores de edad, en concreto de 0 a 19 años. El mayor número de muertos se produjo en el tramo de cero a cuatro años, con 41 fallecimientos.


De los 36.907 decesos registrados por el INE en la Comunidad, 19.925 eran hombres (54 por ciento) y 16.982 eran mujeres (46 por ciento). Un porcentaje que apenas varió con respecto al año 2019, ya que en ese ejercicio la tasa fue del 54,4 por ciento en el caso de los varones y el resto en féminas.


Provincias


Por provincias, Segovia fue la que experimentó un mayor incremento de fallecimientos entre 2020 y 2019, con un aumento del 46,2 por ciento, al pasar de las 1.689 a las 2.469 muertes. Le siguió Salamanca, con un 36,9 por ciento (hasta un total de 5.538); Soria, con un 34,5 por ciento de subida (1.539); León, un 29,2 por ciento, al registrarse 7.925 muertes el año pasado frente a las 6.131 de 2019, y Burgos, con un incremento del 26 por ciento, hasta las 4.879 muertes.


Los aumentos más contenidos tuvieron lugar en Valladolid, con un 21,8 por ciento más (al pasar de 4.919 a 6.485); Ávila, un 23,3 por ciento (2.497); Palencia, un 20,7 por ciento más (2.562), y Zamora, un 11,7 por ciento, hasta las 3.013 muertos.