Castilla y León afronta la campaña de vialidad invernal con 433 quitanieves y 3.400 efectivos del Estado

Castilla y León afronta la campaña de vialidad invernal con 433 quitanieves y 3.400 efectivos del Estado

|

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, acompañado de los responsables de todas las entidades estatales implicadas en el dispositivo, presentó este jueves en Burgos los medios materiales y humanos con los que cuenta la Administración del Estado para afrontar la campaña de Vialidad Invernal 2020-2021 en la Comunidad, entre ellos, 433 máquinas quitanieves y alrededor de 3.400 personas, que velarán para garantizar el tráfico en las carreteras de titularidad nacional en situaciones de frío y nevadas. El total de efectivos del Estado en la campaña se incrementa en casi 200 personas más, es decir, en total, en la campaña están implicados 3.400 profesionales de todos los organismos del Estado en Castilla y León.


Así, junto a Izquierdo, comparecieron el subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro De la Fuente, el teniente coronel jefe del V Batallón de la UME, José Alberto Barja, el teniente coronel jefe del Sector de Tráfico de la Guardia Civil, Francisco González Iturralde, la coordinadora regional de Tráfico, Inmaculada Matías, los jefes de las Demarcaciones de Carreteras Oriental y Occidental, Javier Fernández y José Vidal Corrales, respectivamente, el jefe de la Unidad de Protección Civil de Castilla y León, Rubén Sande, y el delegado territorial de la AEMET en Castilla y León, Juan Pablo Álvarez.


El delegado explicó las medidas preventivas y circunstancias en las que se activan las fases del protocolo de la Delegación del Gobierno para la coordinación de actuaciones de los órganos de la Administración del Estado ante nevadas y otras situaciones meteorológicas extremas que pueden afectar a la Red de Carreteras del Estado en Castilla y León, así como la coordinación con otras administraciones, diputaciones y Junta de Castilla y León, así como regiones limítrofes, y la canalización de la información del estado de las carreteras a la ciudadanía.


El objetivo final del protocolo de actuación del dispositivo es garantizar la seguridad y el movimiento de personas y mercancías por carretera en situaciones meteorológicas adversas, previniendo, por ejemplo, la formación de placas de hielo sobre las calzadas cuando se esperen heladas o la retirada de nieve para minimizar las perturbaciones al tránsito de vehículos.


Vialidad invernal cyl (4)




Los medios

De cara a esta campaña, además de las 103 estaciones meteorológicas que vigilan la previsíón del tiempo, los depósitos para almacenar 4,7 millones de litros de salmuera y 72 plantas para su fabricación, se ha incrementado el número de máquinas quitanieves, pasando de las 413 del año pasado a 433, así como la capacidad de almacenamiento de sal de los depósitos y silos disponibles, que crece de 86.000 a 90.000 toneladas, además del número de efectivos, que suma 200 con respecto al año anterior, siendo en total de algo más de 3.200 personas, incluyendo las 1.258 adscritas a las Demarcaciones de Carreteras, los aproximadamente 1.500 agentes de la Guardia Civil, los 300 de la Unidad Militar de Emergencias y los profesionales de los Comités Ejecutivos de Emergencias, el Centro de Control de Tráfico de la DGT y la Agencia Estatal de Meteorología.


Todas estas personas vigilarán los 5.647 kilómetros de red de carreteras del Estado en el territorio de la Comunidad Autónoma, tanto autovías y autopistas como carreteras convencionales, donde actuarán las quitanieves y se llevará a cabo la limpieza de vías en caso de inclemencias meteorológicas, si bien, como es lógico, la Guardia Civil, la UME, el personal de AEMET o el de Tráfico, atienden a todas las vías de Castilla y León en caso de necesidad, independientemente de su titularidad.


En la provincia de Burgos, en cuyo Centro de Conservación de Carreteras Villagonzalo Pedernales se realizó la presentación, se cuenta con 74 máquinas quitanieves, 15 estaciones meteorológicas de las 103 de la AEMET, 58 silos y depósitos con capacidad para almacenar más de 20.000 toneladas de sal y 13 plantas para almacenar 1 millón de litros de salmuera.


Izquierdo destacó el intenso trabajo que todos los efectivos inmersos en la campaña desempeñan en todo momento a lo largo del año, pero incidió en la vital importancia de esta labor en estas fechas, con total disponibilidad horaria y dedicación en las condiciones más adversas.


El delegado se refirió en concreto al Centro de Gestión de Tráfico Norte, dependiente del Ministerio del Interior, que está situado en Valladolid, pero abarca todas las carreteras de Castilla y León, Asturias y Cantabria, y en el que se dispone de 173 cámaras de circuito cerrado, 91 estaciones meteorológicas y 243 paneles de mensaje variable.


Izquierdo insistió en poner en valor la capacidad de coordinación y rapidez de respuesta de todos los organismos del Estado implicados en este dispositivo que está al servicio del ciudadano, pero cuyo cerebro está, precisamente en la DGT, desde donde se toman decisiones estratégicas y en tiempo real para resolver los problemas que puede plantear la climatología, siempre con la prioridad de salvaguardar la seguridad de los habitantes de Castilla y León. Un ejemplo de estas decisiones es, por ejemplo, la apertura de los puntos de embolsamiento que retiran a los vehículos pesados de la circulación en caso necesario, 622 puntos en las nueve provincias.


Vialidad invernal cyl (1)


Campaña Tormentas Invernales 2020-2021 del Quinto Batallón de Intervención en Emergencias de la Unidad Militar de Emergencias. Operativo de vialidad invernal


El Quinto Batallón de Intervención en Emergencias (BIEM V) de la Unidad Militar de Emergencias (UME), con base en León, establece su dispositivo de vialidad invernal para la campaña 2020-2021 con el objeto de hacer frente a la posibles emergencias derivadas de grandes nevadas y tormentas severas, auxilio de personal aislado en poblaciones, aludes y la limpieza y apertura de viales y carreteras como consecuencia de nevadas intensas.


El dispositivo contará, en cuanto a personal, con cerca de quinientos efectivos del BIEM V, exactamente 492 disponibles de los cuales 360 serían para apoyo en apertura de viales y búsqueda-rescate de personal atrapado y 132 para tareas de apoyo logístico como pueden ser transporte de personal aislado, montajes de campamentos, alimentación, recuperación de vehículos con máquinas, etc., además del resto de funciones de coordinación en los turnos del centro de operaciones, comunicaciones y oficiales de enlace que se destacan a los distintos centros de coordinación de emergencias. En cuanto a material, son 186 vehículos entre los que destacan los de capacidad de limpieza de viales como son las 7 quitanieves dispensadoras de sal, los de capacidad de transporte y evacuación como los 3 transporte oruga de montaña (TOM) y los 3 transporte oruga acorazado (TOA), los de capacidad de recuperación pesada con las 2 grúas 12/35 Tn y finalmente el material con capacidad para alimentación y campamento como son las 2 cocinas-remolque o las 10 tiendas de campaña de 36 m2 cada una .


La Unidad ha intervenido anteriormente en otras emergencias relevantes derivadas de tormentas invernales severas, como el atrapamiento de vehículos en la AP-6, el seis de enero de 2018, o la operación de apertura de vías en el occidente asturiano en noviembre de ese mismo año.


El protocolo

De acuerdo con el protocolo, cuando la nieve puede afectar a las carreteras del Estado:

Se declara la Fase de Alerta cuando AEMET emita boletines de aviso por nevadas con niveles amarillo (que permitan prever riesgos sobre la vialidad), naranja o rojo. El hecho de activar esta fase implica que las Unidades de Demarcaciones de Carreteras refuerzan los medios en la zona de predicción meteorológica para la que se activa, entre ellos, esparcidoras de sal y fundentes o máquinas quitanieves. Al mismo tiempo, la Guardia Civil de Tráfico refuerza su despliegue, y simultáneamente se alerta a los miembros del Comité Ejecutivo de la Delegación del Gobierno, al que por primera vez se incorpora un representante de la Junta de Castilla y León, que hará más eficaz la coordinación entre administraciones.


Se declara la Fase de Preemergencia cuando la intensidad de la nevada hace prever dificultades para la circulación o cuando la nieve caída, el hielo u otra circunstancia, dificulta de facto la circulación. En esta fase se lleva a cabo el establecimiento y cese de restricciones al tráfico en coordinación con la Dirección General de Tráfico y la Guardia Civil de Tráfico.


Se declara la Fase de Emergencia cuando resulte necesario prestar atención a personas que han quedado bloqueadas o retenidas y no pueden seguir su viaje por medios propios,


Cada fase tiene una intensidad de respuesta de actuación por parte del Gobierno de España, y los niveles de riesgo que establece la DGT son Nivel BLANCO (pueden circular todos los vehículos sin restricción), Nivel VERDE (comienza a nevar, se pide prudencia; aunque la circulación no se ve afectada, se recomienda no sobrepasar la velocidad de 100 km/h en autopistas y autovías y 80 km/h en resto de carreteras; los conjuntos de vehículos y camiones con masa máxima autorizada superior a 3.500 tienen prohibido el adelantamiento y deben circular por el carril derecho), Nivel AMARILLO (la calzada comienza a cubrirse de nieve y ya no pueden circular camiones ni vehículos articulados; los turismos y autobuses deberán circular como máximo a 60 km/h), Nivel ROJO (la calzada se encuentra completamente cubierta de nieve y la circulación sólo es posible haciendo uso de cadenas o neumáticos especiales, a una velocidad máxima de 30 km/h; se prohíbe la circulación de autobuses), Nivel NEGRO (la carretera se encuentra intransitable para cualquier tipo de vehículo, y existe un claro riesgo de quedar inmovilizado en la carretera por periodos prolongados de tiempo).


Vialidad invernal cyl (3)