Así han evolucionado los protocolos de actuación contra la violencia de género en la provincia de Segovia

Así han evolucionado los protocolos de actuación contra la violencia de género en la provincia de Segovia

La primera Cápsula Formativa del Consejo Provincial de Igualdad de la Diputación pone en valor la evolución en los últimos años de los protocolos contra la violencia de género
|

Dentro de las actividades organizadas por la Diputación para conmemorar el próximo 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, figuran las Cápsulas Formativas del Consejo Provincial de Igualdad, que tendrán continuidad a lo largo de los próximos meses y que quedaban inauguradas esta semana con la celebración de la mesa redonda 'Protocolos de actuación en casos de violencia de género en la provincia de Segovia y la implicación de los distintos agentes sociales', que, moderada por la técnica de Igualdad, Género y Diversidad de la Diputación, Virginia Gómez, contó con la participación de Carmen Meléndez, jefa de la Unidad de Violencia Contra la Mujer de la Subdelegación del Gobierno en Segovia, Marta Gómez, directora de la casa de acogida de mujeres víctimas de la violencia de género dependiente de la Diputación, La Alborada, y Lorena Calvo, coordinadora del CEAAS de Cantalejo.


Tras recibir la bienvenida de la diputada de Servicio de Asuntos Sociales, Azucena Suárez, y durante cerca de dos horas, las participantes, cuyas intervenciones pudieron seguir en directo a través de Internet los representantes del Consejo Provincial de Igualdad, compartieron sus experiencias profesionales en materia de violencia de género e hicieron especial hincapié en la favorable evolución que han experimentado los protocolos de actuación contra la violencia de género a lo largo de los últimos años.


Con el “objetivo de ofrecer una visión general de todos los procedimientos y analizar qué actuaciones se pueden llevar a cabo desde las diferentes entidades e instituciones representadas en el Consejo y también desde nuestra propia iniciativa personal”, Virginia Gómez inauguraba una actividad informativa, formativa y reflexiva en la que, en primer lugar, Carmen Meléndez quiso ofrecer un exhaustivo repaso por las diferentes actuaciones que se llevan a cabo desde los organismos oficiales y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado al ser detectado un caso de violencia de género.


Instantes después, Marta Gómez, haciendo referencia a sus más de veinte años tratando -de forma profesional y desde distintas posiciones- con víctimas de la violencia de género, subrayaba el importante progreso experimentado en esta materia y destacaba la cooperación que comienza a existir entre las Administraciones. “Hace dos décadas no había coordinación ni formación, había poco contacto con otros organismos”, apuntaba, añadiendo que “ahora cuando una mujer llega a una casa de acogida es porque han funcionado muy bien los protocolos anteriores”.


Por su parte, Lorena Calvo daba fe con su testimonio de las palabras de la directora de la casa de acogida y detallaba el proceso de detección y valoración que se lleva a cabo de los casos de violencia de género desde los CEAAS, a los que éstos “llegan de diferentes formas; desde Educación, Sanidad o las diferentes secciones de la Gerencia de Servicios Sociales, que a su vez tienen contacto con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, hasta de entidades del Tercer Sector”. “Aunque es más complejo, nosotros también podemos detectarlos, ya que contamos con un manual compuesto de indicadores de riesgo”, explicaba la coordinadora de CEAAS, sin olvidar que “siempre hay que tener en cuenta que es la propia mujer la que decide qué recursos acepta”.


Entre las cuestiones puestas en común sobre la mesa en esta primera Cápsula Formativa figuraron también el papel de la comunidad que rodea a la víctima de violencia de género, la importancia de los recursos públicos destinados a erradicar esta lacra, desde la formación y la educación en igualdad, o el compromiso de los profesionales y su labor de sensibilización. Además, para terminar las participantes respondieron a una serie de preguntas trasladadas, tanto por la responsable de la Unidad de Igualdad, Género y Diversidad de la Diputación como por las personas que siguieron en directo el debate y que se interesaron por la eficiencia de los protocolos, el reconocimiento del maltrato por parte de las víctimas, la cifra de casos antes y después del confinamiento, la situación de las mujeres víctimas de violencia de género en el mundo rural y la red de apoyo con la que cuentan estas mujeres.


El espacio de debate concluyó con Carmen Meléndez informando de que en la actualidad existen en la provincia 166 mujeres bajo protección oficial, cada una con un nivel de riesgo diferente, y con Marta Gómez incidiendo en que “realmente se ha avanzado poco porque las formas de machismo cambian y la violencia sigue” e invitando a no olvidar que “el dato sobre mujeres muertas es la punta del iceberg sobre lo que realmente es la violencia machista”; motivo por el cual es importante dar continuidad a la educación en igualdad y contra cualquier tipo de violencia de género.