​Concentración deportiva en Salamanca para reivindicar la reapertura de gimnasios y otras instalaciones
JESÚS FORMIGOI/ ICAL. Los empresarios de los gimnasios e instalaciones deportivas de Salamanca

​Concentración deportiva en Salamanca para reivindicar la reapertura de gimnasios y otras instalaciones

Atletas aficionados de varias disciplinas ocuparon el ágora salmantina con una exhibición para reivindicar el deporte como “parte de la solución, y no del problema”
|

J.M.A. 

La Plaza Mayor de Salamanca vivió este sábado una tarde muy deportiva con la celebración de una concentración de atletas, que alcanzó el centenar, y que sirvió para reivindicar la reapertura de los gimnasios y otras instalaciones deportivas. Convocado por la Confederación de Empresarios de Salamanca el acto consistió en la realización de una exhibición de varias disciplinas y la lectura de un manifiesto exigiendo a la Junta de Castilla y León que reconsidere su decisión de cerrar estos espacios.


Esterillas, guantes de boxeo, quimonos, combas y todo tipo de material deportivo ocupó la Plaza Mayor con la intención de demostrar que el deporte es salud. Kárate, judo, boxeo, kickboxing, yoga, zumba o taichí fueron algunas de las disciplinas que se exhibieron durante un evento que congregó además un gran número de espectadores y curiosos. Respetando en todo momento, eso sí, la distancia de seguridad y entrenando con mascarilla. Antes de comenzar, los organizadores propusieron un minuto de silencio para honrar a las víctimas del COVID-19.


Con esta concentración, el sector quiso dejar claro que los establecimientos deportivos son centros esenciales para la salud y no focos de contagio. Tras la sesión, que se prolongó durante apenas 20 minutos y culminó con una sonora ovación, se procedió a la lectura de un manifiesto de protesta dirigido a la Junta de Castilla y León. “Estamos aquí para mostrar nuestro desacuerdo con las medidas abusivas que han decretado desde el pasado día 6. No ha habido ninguna comunicación con nuestro sector y lo que pedimos es que se nos tenga en cuenta”, manifestó Javier Sanz, del gimnasio Kata, en representación de todos los centros presentes.


GALERÍA DE IMÁGENES


“No podemos seguir permitiendo que se criminalice nuestro sector cuando cumplimos con todas las medidas de seguridad y hemos sido un ejemplo de responsabilidad”, prosiguió, lamentando además que ese correcto comportamiento durante la desescalada haya servido “para que nos castiguen con el cierre en la segunda ola”. El comunicado se centró en este punto en demostrar el perjuicio para la salud que supone el abandono de los entrenamientos. “La Junta obliga con esta decisión a una vida sedentaria y está poniendo en riesgo la salud de todos”, incidió.


Asimismo, los empresarios alertaron de que “el sector está al borde de la desaparición” y advirtieron que no pueden permitirlo. Reclamaron que la Junta tenga en cuenta que son más de 1000 familias las que viven directa o indirectamente de este sector en Salamanca y recordaron que “los datos demuestran que durante el tiempo que han permitido realizar la actividad los contagios han sido mínimos, respecto a los datos totales de nuestra provincia”.


El manifiesto concluyó insistiendo en que “el deporte debe ser parte de la solución” y reclamando que cuenten con los gimnasios y centros deportivos para salir de la crisis. Al grito de “somos salud, queremos entrenar” llegó a su fin una actividad que sirvió para dar visibilidad a otro sector de la economía salmantina afectado por el coronavirus. Javier Sanz, como representante de los gimnasios, y José Vicente Martín Galeano, presidente de la Confederación de Empresarios de Salamanca, hicieron entrega del manifiesto a la teniente de alcalde del Ayuntamiento de Salamanca, Ana Suárez, como colofón a la protesta.