ENTREVISTA | Artur Nunes (Pte. Miranda do Douro): “Queremos vivir aquí porque la frontera es una tierra de oportunidades”
Artur Nunes, presidente de la Cámara Municipal de Miranda do Douro./ FALCAO

ENTREVISTA | Artur Nunes (Pte. Miranda do Douro): “Queremos vivir aquí porque la frontera es una tierra de oportunidades”

El presidente de Miranda do Douro, Artur Nunes, gran conocedor y entuiasta de las relaciones entre España y Portugal, y más concretamente de la Región Norte portuguesa y Castilla y León, explica a NOTICIASCYL la situación de pandemia, la crisis en el comercio y la restauración, así como el presente y futuro de las relaciones transfronterizas
|

Artur Nunes, que sale como presidente de la Câmara Municipal de Miranda Douro tras 12 años de mandato -Portugal celebra en noviembre de 2021 sus elecciones autárquicas (municipales)- ejerce también como presidente de la Comunidad Intermunicipal (CIM) Trás-os-Montes, y de la Asociación Ibérica de Municipios Ribereños del Duero (AIMRD). Nunes está considerado como uno de los principales políticos portugueses defensores de la cooperación transfronteriza, cuestión que siempre ha estado presente en sus tres mandatos al frente de Miranda do Douro. Gran conocedor de España -habla a la perfección el español- donde también ha ejercido labores profesionales como economista, posee infinidad de amistades y reconocimientos por su labor a favor de las siempre difíciles relaciones transfronterizas.


Defensor del territorio de frontera, de ambos lados, y del río Duero y de sus gentes. Conocedor de los problemas sociales y económicos que asolan a esta 'olvidada' zona, habla para NOTICIASCYL sobre la pandemia, la situación actual del territorio, así como de las relaciones transfronterizas entre España y Portugal y, además, deja abierta una puerta a la esperanza por vivir en este territorio 'duriense'.






Presidente, ¿cuál es la situación de la pandemia de Covid en el Concejo de Miranda?

En estos momentos es de una preocupación constante. En la primera ola tuvimos un desconocimiento absoluto. Además, tuvimos que reaccionar en función de lo que había en aquellos difíciles momentos, cuando había que tomar decisiones sobre algo que no conocíamos y, claro, fue encontrar soluciones para saber por dónde actuar y por dónde salir. Fueron situaciones muy complicadas de indefinición e indecisión. En esos momentos, el miedo se instaló en la gente, en las instituciones, en todos nosotros. Un miedo que nos llevaba a estar muy cerrados en nuestro entorno y confinados ante un problema ante el que no veíamos solución.


En este segundo período, la gente se ha acomodado o se ha expuesto todo el verano, un período en que hubo demasiada información y relajamiento. También mucha contra información. Y, lo peor, se han tomado decisiones en función de esa contra información. Si antes encontrábamos un foco de transmisión del virus, en estos momentos es muy difícil encontrar ese foco. ¿De dónde viene? ¿Quién lo contagia? ¿Cómo se contagia? Son muchas informaciones que no tenemos sobre lo que está pasando, por eso es más difícil en estos momentos. Primero, tenemos que controlar los focos de infección, porque en Portugal se han publicado estadísticas diciendo que el principal foco de contagio son la familia y los amigos. Y contra eso no podemos prohibir que las familias y los amigos se reúnan. Simplemente podemos informar para que tengan cuidado cada uno de ellos. Que el contagio depende de cada uno de nosotros. Y el contagio hacia los otros también depende mucho de nuestro comportamiento en sociedad. Por eso, los focos hoy ya no son tan previsibles, digamos, y controlables desde un punto de vista también institucional y sanitario. Por eso es un problema. 


Segundo, los focos son muchos y se han diseminado. Por eso, la información cada día es mayor y nos lleva a que tomemos también decisiones un poco más severas, más controladas de hacia dónde queremos ir. Es verdad que la gente está más relajada, tiene menos preocupaciones y circula más. Ahora, no puede haber confinamiento total como hubo en marzo. No hay tanto miedo al tema Covid. Por eso la gente está circulando más, lo que genera distintos focos y es el problema. Por ello, los contagios han subido mucho. Las curvas eran poco ascendentes en determinados períodos de la primera ola. Ahora, lo que estamos viendo es que las curvas fluctúan de manera ascendente y es más difícil cada día. La idea es que la gente tenga más precaución, y esa es la información que estamos dando a los ciudadanos.


¿La hostelería y el comercio de Miranda do Douro vivirán un serio problema económico con esta pandemia?

Sí, son los sectores que más han sufrido. Es la preocupación que tenemos ahora todos, cómo impulsar el comercio y la restauración. ¿Por qué? Porque Miranda do Douro es un ejemplo, entre España y Portugal, de comercio transfronterizo y de relaciones entre las personas. Los visitantes a Miranda son esencialmente españoles. Lo que hemos apreciado en estos meses de verano es que las visitas que tuvimos fueron más de portugueses y menos de españoles, porque la gente ha cogido miedo y ha viajado menos entre territorios transfronterizos. La preocupación, tanto en el verano como ya de cara al invierno, es por la gente que venía a comprar y visitar Miranda y ahora por la pandemia no lo hace. El turismo estaba aumentando en estos territorios, y ahora la crisis, principalmente en restauración y comercio, se ha acentuado. Son dos sectores en los que nosotros vivimos esencialmente de los españoles. Un 80 por ciento de estos dos sectores vivían de España. Ante esta desastrosa situación, lo que está pasando es que están cerrando comercios y restaurantes. Y claro, hay que pensar de cara al futuro, se necesita una reestructuración con nuevos públicos, nuevas ofertas, nueva formación también de personas y nuevas inversiones.


Existen nuevas oportunidades de cara a esta crisis. Y el mensaje que dejo siempre en este sentido es que la gente, en función de lo que está pasando sin final a la vista, tiene la oportunidad de generar nuevas oportunidades, no quedarse anclados en la crisis que está ahí instalada, que vean un futuro distinto y que en ese futuro se puedan crear nuevos sinergias que hagan crecer las oportunidades. Nosotros estamos yendo hacia un nuevo camino, que ahora se ha dado un alto por la pandemia, y a partir de aquí hay que desarrollar nuevas ocasiones con innovación, producción, nuevos productos y una nueva visión de los negocios.


Por eso, estimo que esta crisis puede dar un impulso distinto, creando nuevas oportunidades para la gente aquí instalada, los que creemos en la región, en las inversiones, en que nosotros queremos vivir aquí porque creemos que esta es una tierra de muchas oportunidades, y que la frontera sigue siendo un territorio de grandes oportunidades de cara al futuro, al menos de este lado.


Al menos existe esperanza, después de que ya conozcamos unas primeras vacunas.

Sí, se ha creado un futuro de esperanza, porque la gente ya empieza a ver una luz al final del túnel. Al principio todo era oscuridad. Cada día la gente va viendo esa nueva esperanza. Estando bien de salud, siempre tenemos la ilusión de cara al futuro.


Miranda do douro (2)

Vista aérea de la zona nueva de Miranda do Douro



Presidente, ¿en qué situación se encuentran las relaciones entre España, más concretamente de Castilla y León, con la zona fronteriza de Portugal?

La Cumbre Ibérica celebrada este verano en Guarda trajo una nueva oportunidad de intercambio y de desarrollo transfronterizo, porque se ha plasmado lo que estábamos reivindicando hace mucho tiempo, en un documento donde constan todas las reivindicaciones ejecutables para esta región transfronteriza. Por eso, opino que el documento es la base para que la gente lo estudie, y también refleje un poco nuestra intención en las regiones de frontera para construir una unión cada día mayor en torno a nuestras reivindicaciones. La Cumbre vino a dar el toque para que, si existe intención de los gobiernos de España y Portugal en hacer propuestas concretas de desarrollo para la frontera, ahí están ya plasmadas.


Segundo, las implicaciones territoriales, o sea, la Junta de Castilla y León, Norte de Portugal y Secretaría de Estado de Interior del Gobierno portugués también tienen una visión cada día más estrecha en la intención de cooperación entre ambas regiones en la Comisión de Coordinaciones. En la reunión que tuvimos la semana pasada con el Gobierno de Castilla y León presentamos también todo el trabajo que la Asociación de Municipios Ribereños del Duero realizó durante estos veintiséis años, destacando la intención de colaboración con la Junta de Castilla y León, y explicando todo lo que queda por hacer. Por eso, las intenciones son muy buenas. Hay una nueva apertura para la cooperación transfronteriza con proyectos concretos, también con un diagnóstico ya hecho y valorado. Creo que a partir de aquí hay, digamos, un conjunto de intenciones que es posible realizarlas en los próximos años. Estamos en un momento ideal en este período. Primero, porque es un término de marco comunitario, o sea, los fondos europeos del periodo 21-27. Luego está el Plan de Resiliencia puesto en marcha en Portugal y España con intenciones claras de inversión para este territorio. Y, finalmente, los fondos 20-30 donde existe también una nueva opción de inversión.


Por eso, combinando estos tres vectores de inversión y de oportunidades, el marco de colaboración no está en nuestras manos en estos momentos, sino en las administraciones públicas centrales, porque nosotros, las administraciones locales, ya hemos demostrado nuestro entendimiento, nuestra cooperación y nuestra intención de hacer y construir desde hace mucho tiempo. Por eso, queda para las administraciones regionales y nacionales, como es la Junta de Castilla y León, la Comisión de Coordinación, la Secretaría de Estado de Interior y los dos gobiernos de Portugal y España. Todo este conjunto institucional está preparado para que los próximos años, del 20 al 30 tengamos una inversión importante para darle un fuerte impulso a esta región de frontera, siempre tan olvidada y necesitada.


¿Encuentra voluntad política para hacer efectivas estas relaciones?

Creo que, a pesar de estar bastante revuelto en estos momentos el tema político, a lo mejor España más que Portugal, por la aprobación de los presupuestos, las intenciones de inversiones con el tema Covid, porque hay mucho dinero que está yendo hacia la pandemia, nos está desviando de otros temas de inversión, y eso preocupa efectivamente a la hora de concretar algunos proyectos que están en marcha. No dudo de que hay muy buenas intenciones políticas para que se puedan acometer en los próximos años. No a corto plazo, sino para cuando esté resuelto el asunto Covid, existen buenas energías para que se puedan materializar importantes inversiones en este territorio.


Hace una semana mantuvo una reunión con el presidente de la Junta Castilla León representando a la Asociación Ibérica de Municipios Ribereños del Duero. ¿Qué le parece su disposición? ¿Qué impresión obtuvo?

Una muy buena impresión. Primero, porque el presidente del Gobierno de Castilla y León está acostumbrado desde hace muchos años a trabajar con Portugal y con los portugueses. Al ser alcalde de Salamanca sabe la importancia que Portugal tiene para toda esta región transfronteriza. Con experiencia, con su forma de trabajar, con una información muy concreta de lo que en estos años hemos estado realizando. Su mandato como alcalde de Salamanca le ha proporcionado un capital de conocimientos muy grande en torno a los problemas de la frontera. También cómo solucionar esos problemas. En el cargo que ocupa hoy en día, como presidente de la Junta de Castilla y León, todo ese conocimiento le facilita una visión positiva de cara a la frontera y a Portugal. Creo que también está implicado en poner en marcha un proyecto conjunto de desarrollo para este territorio transfronterizo. Mi impresión es que pondrá todo lo que está en sus manos para llevar adelante las propuestas de la Junta de Castilla y León con Portugal. Hay muchísima apertura para que se puedan construir soluciones a partir de la Junta. Por eso, es alguien que está muy bien preparado para el cargo que ocupa principalmente en temas de cooperación, que son los que nos atañen.


Hábleme del río Duero como nexo de unión entre ambos ambos países y sobre todo de esta región.

El río Duero es historia, siempre ha sido un pilar de cooperación entre España y Portugal. También un foco de guerras entre ambos países en su día. Pero en estos momentos hay que coger al Duero como un eje de desarrollo. Desde Duruelo de la Sierra en Soria, que es donde nace, hasta Oporto, la gente empieza a entender que los temas del agua, del medio ambiente, de la economía, social, de la proyección nacional de Portugal y España, y el tema de producción internacional a través del Duero, nos puede dar un gran valor a todo este territorio transfronterizo. Las oportunidades están ahí. El Duero es efectivamente el río que más valor añadido ofrece a los dos países, a la región Norte de Portugal y a Castilla y León y, principalmente, a sus habitantes. No solo porque digamos que produce uno de los vinos más conocidos del mundo, el Porto,  y luego todas las denominaciones de origen asociadas al Duero. Debemos tener presente que el vino es un punto de unión, pero también el agua une a Portugal y España.


Dirija un mensaje para los castellanos y leoneses, que son los principales visitantes de Miranda do Douro.

Es el momento de la unión de las personas, en primer lugar, pero también de las preocupaciones y las formas de encontrar soluciones conjuntas para el territorio de Castilla León y Norte de Portugal. Estamos unidos en torno a un serio problema como es la tierra vacía y la desertización de todo este territorio. Por otro lado, es la hora de darnos las manos para construir un futuro juntos, para que las inversiones no vayan siempre a las grandes ciudades. Para que nuestra región tenga ese potencial y que las grandes decisiones políticas miren a este territorio como una tierra de grandes oportunidades. La palabra que doy para todos los castellanos y leoneses, pero también para los mirandeses y transmontanos, es una palabra de esperanza, porque merece la pena vivir en esta región.



Nunes con mau00f1ueco

Reunión de Artur Nunes (izda) con el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (c), la alcaldesa de Aranda de Duero, Raquel González (1ªdcha) y Jesús Ribas, secretario ejecutivo de la AIMRD (Asociación Ibérica de Municipios Ribereños del Duero)