La incidencia del COVID-19 en Castilla y León a siete días se sitúa en 109,02 casos, frente a 82,09 de hace una semana

La incidencia del COVID-19 en Castilla y León a siete días se sitúa en 109,02 casos, frente a 82,09 de hace una semana

La tasa de casos acumulados a 14 días también aumenta un 28,6% y alcanza los 192,62 casos por cada 100.000 habitantes
|

La incidencia del COVID-19 en Castilla y León se incrementó hoy un 32,8 por ciento con respecto al Domingo de Resurrección, siete días atrás. En concretó se alcanzó una tasa de incidencia de casos acumulados a siete días de 109,02 casos diagnosticados por cada 100.000 habitantes, frente a los 82,09 del 4 de abril aunque por debajo de los 112,82 anotados ayer sábado. Respecto a la tasa a 14 días, según la información de la Consejería de Sanidad recogida por Ical, también volvió a ascender hasta situarse en los 192,62 casos por cada 100.000 habitantes, frente a los 149,82 del pasado domingo, es decir, aumentó un 28,6 por ciento.

Segovia (357,05), Burgos (338,04), Soria (270,01) y Palencia (250,12) son las provincias con mayor incidencia acumulada a 14 días por cada 100.000 habitantes de la Comunidad, y las cuatro se mantienen en ‘riesgo muy alto’. Valladolid (159,22) y Salamanca (153,68), por su parte, se sitúan en ‘riesgo alto’; y León (122,25), Ávila (117,97) y Zamora (79,72), en ‘riesgo medio’. 


En cuanto a la incidencia acumulada en 7 días, son Burgos (193,49), Segovia (182,44) y Soria (145,13) las que presentan peores tasas y están en ‘riesgo extremo’. Le siguen en ‘riesgo alto’ Palencia (120,38), Salamanca (95,37), Valladolid (84,70), León (76,90) y Ávila (75,48) se mantienen en ‘riesgo medio’; mientras que Zamora es la única en ‘riesgo medio’, con una tasa de 53,93.


Por otra parte se produce un ligero descenso en la tasa de incidencia acumulada de casos de COVID-19 en mayores de 65 años en las últimas dos semanas, que se sitúa en los 121,56, frente a los 122,37 de ayer sábado, y también en los registrados a siete días (67,79), frente a los 71,21 por cada 100.000 habitantes de ayer.


Ingresados en UCI y planta

La ocupación de camas en las UCI de los hospitales de Castilla y León por pacientes de COVID-19 se incrementó hasta el 26,48 por ciento, frente al 25,15 por ciento que presentaban ayer. En la actualidad todos los hospitales de la Comunidad se encuentran en riesgo medio, alto o muy alto, en cuanto a la ocupación de pacientes COVID en las UCI extendidas.


En ese sentido, en riesgo ‘muy alto’ aparecen las unidades de críticos de los hospitales de Soria (58,82 por ciento); Segovia (38,71 por ciento) y Valladolid (36,51). Asimismo, en ‘riesgo alto’ se ubican las unidades de críticos de los hospitales de Palencia (25 por ciento), Ávila (22,22 por ciento), Zamora (21,05); Burgos (22,47 por ciento) y León (16,84 por ciento). Y solo Salamanca presenta un ‘riesgo medio’, con un 15 por ciento.

En lo que respecta a la ocupación en planta, actualmente la Junta notifica un 6,5 por ciento, frente al 6,48 por ciento de ayer. Segovia (con el 11,38 por ciento) se encuentra en ‘riesgo alto’; Soria (9), Burgos (8,44), Valladolid (8,26) y Palencia (5,13 por ciento) se encuentran en ‘riesgo medio’; y Salamanca (4,58), Zamora (4,42 por ciento), Ávila (4,23) y León (3,79) se encuentran en ‘riesgo bajo’. 


Índice reproductivo

El índice de reproducción del virus subió hasta el 1,15 por ciento de media en Castilla y León, con todas las provincias superando el uno salvo Segovia (0,99) y Palencia (0,95). Zamora es la que más alto lo tiene con 1,47; le siguen con 1,32 Ávila y León, y a continuación aparecen Salamanca (1,28), Soria (1,16), Burgos (1,15) y Valladolid (1,10).


Finalmente, la positividad global de las pruebas diagnósticas marca hoy un 8,21 por ciento, y el porcentaje de casos con trazabilidad es de un 67,04 por ciento.