Un crucial descenso de la incidencia acumulada sitúa a Castilla y León en el umbral del riesgo medio

Un crucial descenso de la incidencia acumulada sitúa a Castilla y León en el umbral del riesgo medio

|


La tasa de incidencia acumulada de casos diagnosticados por COVID-19 en siete días continúa bajando en Castilla y León hasta ubicarse en el umbral de su descenso al riesgo calificado como medio, puesto que este viernes se sitúa en 76,79 casos por cada 100.000 habitantes, a menos de dos puntos de los 75 que marcan al rango máximo del riesgo medio.


Lo mismo sucede con la tasa de incidencia acumulada a 14 días, que pasa de los 212,12 casos por cada 100.000 habitantes registrados ayer a los 197,25 de hoy, si bien todavía continúa distante del riesgo medio que, según el semáforo de niveles de riesgo definido por el Ministerio de Sanidad, se sitúa por debajo de los 150 casos por cada 100.000 habitantes.


Por provincias, la tasa de incidencia acumulada a siete días continúa situando a Soria en riesgo muy alto, con 160,88 casos, mientras que en la zona naranja de riesgo alto se ubican las provincias de León (106,26), Burgos (90,58), Palencia (89,20) y Segovia (80,14). Por su parte, Salamanca (73,50), Valladolid (48,40), Zamora (40,45) y Ávila (36,79) se encuentran ya en riesgo medio.


En lo que respecta a la tasa a 14 días, tres provincias se sitúan aún en riesgo muy alto: Soria, con 475,90 casos por cada 100.000 habitantes, y Palencia y León, si bien estas dos últimas se encuentran ya en el umbral de descender a riesgo alto al registrar 256,98 y 251,07 casos respectivamente. En esa última zona se ubican Burgos (209,98), Segovia (206,54) y Salamanca (192,87), mientras que Valladolid (139,06), Ávila (121,78) y Zamora (72,69) pertenecen ya a la zona calificada como riesgo medio.


La ocupación de camas de hospitalización en planta registró un nuevo descenso de un punto, al pasar del 11,01 por ciento de ayer al 10,01 de hoy, pero la ocupación en UCI subió ligeramente desde el 40 por ciento del jueves al 40,22 que registran las tablas de la Consejería de Sanidad de este viernes.


La positividad global de las pruebas diagnósticas por semana tuvo una subida mínima desde el 8,54 por ciento de ayer, situándose en un 8,64 por ciento, mientras que el porcentaje de casos con trazabilidad continúa con el ascenso iniciado ayer al reflejar un 72,77 por ciento, frente al 72,44 por ciento del jueves y el 71,93 por ciento de las dos jornadas precedentes.


Por último, el índice reproductivo básico, que es el que determina el número de contagios que puede producir cada positivo, volvió a bajar ligeramente, por segunda jornada consecutiva, hasta situarse en un 0,76 de media de toda la Comunidad. Zamora se mantiene como la provincia con el índice más alto, aunque ya cerca de bajar del límite máximo recomendado de 1, al reflejar un 1,02. Le siguen las provincias de León (0,82), Burgos (0,81), Salamanca (0,78), Segovia (0,77), Valladolid (0,72), Soria y Palencia (0,63) y Ávila (0,57).