Nueva subida de la incidencia en Castilla y León aunque algunas provincias ya ven brotes verdes

Nueva subida de la incidencia en Castilla y León aunque algunas provincias ya ven brotes verdes

|

La incidencia acumulada del COVID-19 creció hoy hasta los 721,14 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos siete días, con una subida en 24 horas de apenas 11 contagios, pero frenó el ritmo de avance. También se volvió a batir un nuevo récord con un total de 1.285,77 casos en el indicador a 14 días, al añadir 70, según los datos de la Consejería de Sanidad.


Por tanto, la Comunidad se mantiene en riesgo extremo, correspondiente al nivel cuatro. La tasa más alta en la incidencia a siete días, el indicador de referencia de la Junta, se encuentra en Segovia, que alcanza los 1.095,16 casos por cada 100.000 habitantes, lo que supone una nueva bajada. Le siguen, con datos muy elevados, Palencia con 1.045,47 casos (49 más que ayer); Valladolid, con 795,31 casos, 2 menos; Salamanca, con 762,76 casos, (40 más); León, con 752,39 (61 más); Ávila, con 663,54 casos, 40 menos que ayer; Zamora, con 594,65 (7 más); Soria con 573,13 (6 menos); y Burgos, con 351,02 (11 más).


Por su parte, la tasa de incidencia a 14 días alcanza su máximo en Segovia, con 2.090,39 por cada 100.000 habitantes, 52 más que 24 horas antes. También vuelven a superar la barrera del millar Palencia, con 1.739,35; Valladolid, con 1.450,11; Salamanca, con 1.375,56; Ávila, con 1.351,81; y León, con 1.245,43. A continuación, figuran Zamora, con 1.024,12; Soria, con 983,80; y cierra Burgos, con 633,41.


Por otro lado, la tasa de incidencia acumulada en los mayores de 65 años también se incrementa al pasar de 933,4 casos en 14 días a 999,29, mientras que a una semana se eleva de 568,42 a 585,35. Además, la ocupación de camas de hospitalización se eleva casi dos puntos, hasta el 25,92 por ciento. Y la de cuidados críticos ingresados por casos de COVID-19 aumenta punto y medio, hasta el 43,62 por ciento. El porcentaje de casos con trazabilidad baja ligeramente, hasta el 57,47 por ciento, mientras que la positividad de las pruebas baja en las últimas 24 horas, hasta el 14,56 por ciento.


Por último, el índice reproductivo básico instantáneo baja. Se trata de la tasa que refleja el promedio de personas que puede llegar a infectar cada contagiado, y que en las últimas 24 horas ha pasado del 1,15 al 1,11. El nivel más alto corresponde a León, con un 1,26, seguida de Palencia, con el 1,21, y Zamora, con el 1,15. Le sigue de cerca Soria y Burgos con 1,12; Salamanca, con 1,08; Valladolid, con 1,07; y cierran ya por debajo de uno Segovia y Ávila, con 0,98 y 0,94%.


Los indicadores principales para la evaluación del riesgo, acordados en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, permiten realizar una evaluación en cada territorio, dirigida a detectar niveles de riesgo para la población.