Desciende a 313 la tasa de contagios por cada 100.000 habitantes de los últimos 7 días en Castilla y León

Desciende a 313 la tasa de contagios por cada 100.000 habitantes de los últimos 7 días en Castilla y León

|

Los indicadores principales para la evaluación del riesgo por COVID, acordados en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, permiten realizar una evaluación en cada territorio, dirigida a detectar niveles de riesgo para la población. Y en Castilla y León, la gráfica muestra una situación muy grave, aunque en descenso: la tasa de incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días desciende ya a 771 (frente a 818 de ayer, y 958 hace 10 días); el 15% de las pruebas realizadas dan resultado positivo, frente al 16% de ayer; la ocupación de camas de hospitalización por casos de coronavirus es del 19%, frente al 21% de ayer, y hoy también desciende también la ocupación de las UCIS, al 43%. El indicador del nivel de alerta es de 4, el máximo. La trazabilidad de los casos es del 60%, dos puntos porcentuales más que ayer, lo que significa que en el 40% restante desconoce donde se han podido infectar.


25 / 11 / 2020

Indicadores riesgo 25 noviembre



24 / 11 / 2020

Indicadores riesgo 24 noviembre


13/11/2020


Indicadores riesgo 13 noviembre


Los indicadores principales para la evaluación del riesgo, acordados en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, permiten realizar una evaluación en cada territorio, dirigida a detectar niveles de riesgo para la población

Según el ACUERDO 76/2020, de 3 de noviembre, de la Junta de Castilla y León, por el que se establecen los niveles de alerta sanitaria y se aprueba el Plan de Medidas de Prevención y Control para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19, en la Comunidad de Castilla y León los niveles de alerta se definen de la siguiente manera:

  • Nivel de alerta 1: Riesgo muy bajo o bajo con brotes complejos o transmisión comunitaria limitada.
  • Nivel de alerta 2: Riesgo medio, transmisión comunitaria sostenida generalizada con presión creciente sobre el sistema sanitario.
  • Nivel de alerta 3: Riesgo alto, transmisión comunitaria no controlada y sostenida que excede las capacidades de respuesta del sistema sanitario.
  • Nivel de alerta 4: Riesgo muy alto o extremo, transmisión comunitaria no controlada y sostenida que excede las capacidades de respuesta del sistema sanitario, y que podrá requerir medidas excepcionales.