Ponferrada se convierte en "vanguardia tecnológica" en la medición de la calidad del aire en los edificios públicos de la ciudad
César Sánchez / ICAL. (I a D): La concejala de Hacienda, Formación y Empleo, Territorio Inteligente y Relaciones Institucionales, Mabel Fernández; el alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón; el director del centro asociado de la Uned, Jorge Vega; y el

Ponferrada se convierte en "vanguardia tecnológica" en la medición de la calidad del aire en los edificios públicos de la ciudad

El alcalde destaca que este sistema pionero llega en el “momento adecuado” para ayudar a prevenir nuevos contagios por COVID-19
|

D. Álvarez


El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, presentó hoy el proyecto de medición de la calidad del aire en los edificios públicos de la ciudad, un innovador sistema que permite monitorizar en tiempo real la concentración de CO2, la humedad y la temperatura en varias instalaciones municipales. Un total de 17 sensores distribuidos en inmuebles como el Ayuntamiento, la biblioteca municipal o el pabellón polideportivo medirán estos parámetros en un contexto en el que la incidencia del COVID-19 aumenta la preocupación ciudadana sobre la ventilación de los espacios cerrados.


En ese sentido, Ramón consideró que este avance, que se lleva a cabo de la mano de la empresa Redytel IoT, llega en el “momento adecuado” y auguró que este tipo de tecnologías tendrán un “enorme desarrollo” en el futuro. En el ámbito municipal, el comité de desescalada estudiará la opción de implantar estos sensores en los autobuses urbanos. Además el Ayuntamiento propondrá a la Junta que se instalen también en los centros educativos de la ciudad.


Una aplicación móvil hace que el sistema sea accesible para todo el mundo que quiera consultar en tiempo real la información de los distintos sensores, explicó el director técnico de Redytel IoT, Óscar Cela. Además, cada local dispondrá de un código QR para que los usuarios puedan acceder directamente a los datos de esa instalación concreta y un sistema de alarma avisará cuando se superen los umbrale de seguridad.
Según explicó Cela, la intención es que el aplicativo esté disponible en el mercado “lo antes posible” para que pueda llegar también a sectores como la agricultura o la ganadería. De la misma manera, los locales privados con atención al público también pueden controlar estos parámetros para asegurar a sus clientes una calidad del aire óptima en sus instalaciones. Al respecto, cabe recordar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió de que el 90 por ciento de los contagios por COVID-19 se producen en entornos cerrados y poco ventilados. 


Vanguardia tecnológica


Este proyecto de medición de la calidad del aire, que no tiene precedente a nivel mundial, ya ha despertado el interés de varias universidades y de grupos de investigación de diversos países. “Ponferrada es la vanguardia tecnológica de este sistema”, aseguró Cela, que valoró la utilidad del nuevo aplicativo para cuestiones relacionadas con la eficiencia energética, ya que el control sobre los datos permitirá “ventilar sin gastar energía extra”. 


En esa línea, el alcalde destacó que este proyecto es el primer fruto de la iniciativa Ponferrada City Lab, que busca colaborar con entidades públicas y privadas para convertir soluciones tecnológicas innovadoras en productos para comercializar. “Queremos crear un ecosistema tecnológico en el que seamos protagonistas”, remarcó Ramón, que valoró que el Consistorio ponga a disposición de los emprendedores un entorno real en el que llevar a cabo sus ensayos.


Al respecto, el proyecto se servirá de las antenas ‘gateway’ instaladas recientemente en los montes Pajariel y Castro para dotar de señal a los diversos sensores. Una comisión mixta constituida por el Ayuntamiento y la empresa se encargará verificar los resultados del sistema antes de sacarlo al mercado. 


Por su parte, el director del centro asociado de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (Uned) en la capital berciana, Jorge Vega, valoró la puesta en marcha de esta línea de trabajo y destacó el trabajo llevado a cabo en el ámbito de las tecnologías informáticas aplicadas al desarrollo local y en el emprendimiento de base tecnológica por la Cátedra de Turismo Sostenible creada por la Uned y la Universidad de León (ULE). 


Con más de 40 entidades adheridas, entre las que se encuentra la empresa promotora de este proyecto de medición de la calidad del aire, la Cátedra colabora con el Ayuntamiento para convertir a Ponferrada en un “polo en materia de internet de las cosas e inteligencia artificial”.


César Sánchez  ICAL. ponferrada calidad aire (1)





César Sánchez / ICAL. A la izquierda, el alcalde de León, Olegario Ramón