Las ocho zonas de Castilla y León sin mortalidad por COVID siete meses después del inicio de la pandemia
Furgoneta de la funeraria entrando en una residencia en Palencia. FOTO: ICAL / Brágimo

Las ocho zonas de Castilla y León sin mortalidad por COVID siete meses después del inicio de la pandemia

|

El coronavirus sigue azotando, y cada vez con peor proyección, a Castilla y León. Tras una primera ola en la que el virus avanzaba sin control hasta el punto de que hubo que cerrar hasta los hogares, ha llegado una segunda que ya amenaza con hacer lo propio. De momento se ha establecido un toque de queda en la comunidad desde las 22 horas hasta las 6 para intentar evitarlo al tiempo que se limitan los contactos para tratar de bajar una preocupante incidencia.


Sin embargo, aunque la preocupación es extensible a toda la comunidad, todavía ocho zonas se mantienen limpias en el peor de los datos del virus: la mortalidad. Ocho de un total de 247 a 26 de octubre de 2020. Un número bajo que tampoco quiere decir que en un futuro no pueda llegar a afectar severamente a estas zonas.


Se encuentran divididos en cuatro provincias de las nueve de la comunidad y son Burgos y Zamora las que mejores estadísticas tienen en este punto. En la primera, tres zonas todavía no han sufrido muertes por coronavirus como son Burgos Rural Norte, Condado de Treviño y Sedano; mientras que en el caso de Zamora se repite el número con Tábara, Carbajales de Alba y Alta Sanabria.


A ellas se le suman una más en León y otra en Salamanca, dos de las zonas más castigada de toda Castilla y León, aunque con sus reductos. Riaño tampoco ha sufrido ningún fallecido por coronavirus hasta la fecha, según los datos aportados por la Junta, mientras que la zona salmantina de Fuentes de Oñoro tampoco lo ha hecho.