León, preparada para los quince días de toque de queda en la Comunidad

León, preparada para los quince días de toque de queda en la Comunidad

El delegado territorial, Juan Martínez Majo; y el subdelegado del Gobierno, Faustino Sánchez, hacen un nuevo llamamiento a la ciudadanía para que “se tome en serio esta situación sanitaria que es preocupante”
|

El Centro de Coordinación Operativa Integrada (CECOPI) se ha reunido de nuevo esta mañana en la Delegación Territorial de la Junta en León con el fin de analizar la ACUERDO 73/2020, de 23 de octubre, por el que se limita parcial y temporalmente la libertad de circulación de personas para el control de los riesgos de transmisión de la COVID-19, en todo el territorio de la Comunidad de Castilla y León, entre las 22:00 horas de cada día y las 06:00 horas del día siguiente, y durante los próximos 14 días.


El delegado territorial, Juan Martínez Majo, y el subdelegado del Gobierno, Faustino Sánchez, se han reunido con los responsables de los servicios involucrados en la lucha contra la pandemia del coronavirus así como con los responsables de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, con la alcaldesa de San Andrés del Rabanedo, Camino Cabañas; y con representantes de la Diputación y de otros ayuntamientos. Todos ellos han hecho un llamamiento a la responsabilidad individual y colectiva de los ciudadanos, y han insistido en la necesidad de cumplir con las medidas básicas de distancia social, higiene de manos y uso obligatorio, con carácter general, de la mascarilla, y de las nuevas normas publicadas en el Bocyl con fecha de hoy y que dejan sin efecto la adopción de las medidas limitativas de movimientos de entrada y salida en los perímetros de núcleos de población de León, San Andrés del Rabanedo y Ponferrada que se han venido adoptando.


El delegado territorial ha hecho un llamamiento para continuar con la buena coordinación entre las diferentes administraciones involucradas con el objetivo de que se cumpla el ‘toque de queda’ a las 22 horas y frenar así la propagación de esta pandemia antes de que se colapsen los hospitales de la provincia ya que la situación actualmente es “muy difícil”.


En la reunión se ha recordado que, como especifica el Bocyl, se trata de una medida para hacer frente a una situación muy grave y excepcional, y de acuerdo con lo que indican los informes técnicos de transmisión de la enfermedad, referidos a que gran parte de los contagios de la misma se producen en las reuniones personales, es indispensable proceder a la adopción de aquellas medidas que las limiten, especialmente en el ámbito familiar y social.


Tanto Majo como Sánchez han incidido en que únicamente se podrá circular por las vías o espacios de uso público para la realización de las siguientes actividades, debidamente justificadas:

a) Adquisición de productos farmacéuticos y de primera necesidad.

b) Asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios.

c) Desplazamiento al lugar de trabajo para efectuar su prestación laboral, profesional o empresarial.

d) Asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.

e) Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad.

f) Cualquier otra actividad de análoga naturaleza que habrá de hacerse individualmente, salvo que se acompañe a personas con discapacidad o por otra causa justificada.

g) Retorno al lugar de residencia habitual, tras haber realizado las actividades anteriores.

“Se trata de una medida que hay que tomarla muy en serio y, salvo estas excepciones contempladas, limitar las salidas a partir de las 22 horas puesto que la situación sanitaria es muy preocupante”, ha insistido Juan Martínez Majo.


Por otra parte, se permanece a la espera del Consejo de Ministros que se celebrará mañana y sus efectos respecto a las medidas de restricciones de movilidad y contacto que pueda conllevar las nuevas decisiones que se adopten.