El BSR Valladolid calienta motores para llegar a tope al comienzo liguero

El BSR Valladolid calienta motores para llegar a tope al comienzo liguero

​Doble cita de amistosos para el equipo vallisoletano
|

El Fundación Aliados quiere seguir perfilando el equipo, de cara a un inicio liguero que está a la vuelta de la esquina -31 de octubre- y para ello, nada mejor que disputar dos amistosos este fin de semana, el primero de ellos, el sábado ante el UCAM Murcia, que estará abierto al público, y el segundo, a puerta cerrada, el domingo, ante Bidaideak Bilbao.


Tras la llegada de Omid Hadiazhar, el conjunto vallisoletano afronta los últimos test de la pretemporada con la intención de mejorar sus prestaciones en relación al anterior choque ante el Servigest Burgos, que sirvió para “sacar buenas conclusiones”, según ha explicado el técnico vallisoletano José Antonio de Castro, e ir puliendo el sistema, aunque aun falta por incorporarse al equipo el otro iraní, Vahid Saaadatpoormoghadam, que dará un plus a ese esquema táctico.


El sábado (18.30 horas) el rival será el UCAM Murcia, que milita en Primera Nacional y que cuenta con un quinteto femenino, entre el que se hallan las exjugadoras del Fundación Aliados, Isa López y Sonia Ruiz, y en el que destaca un joven, Robles, “que ha ido creciendo con el equipo”, tal y como ha indicado De Castro. Este partido, que acogerá el pabellón Pilar Fernández Valderrama, será el primero que se abrirá al público, con todas las medidas exigidas por las autoridades sanitarias.


Y el domingo (12.30 horas), será Bilbao el que visite la cancha morada, que supondrá el termómetro definitivo para los vallisoletanos, ya que se trata de un complicado contendiente, que ha perdido a Turek y O’Neill, pero que se ha reforzado con el colombiano Jhon Hernández y el internacional español Jordi Ruiz “un jugador espectacular, que tiene un gran tiro”, ha dicho De Castro.


Ambas pruebas servirán para que el Fundación Aliados adquiera ritmo competitivo y pueda afrontar con mayores garantías el comienzo de la División de Honor, en una campaña que se presenta complicada, tanto en el plano deportivo, puesto que se han reforzado muchos equipos, como en relación al COVID-19.